Lucis Trust / Principal / Donación General  

Donación General

Lucis Trust depende completamente de las donaciones voluntarias para realizar su trabajo a nivel mundial. No contamos con benefactores. No se cobra por nuestros servicios y por esa razón necesitamos las donaciones, las cuales se agradecen sinceramente.

Haga una donación de rápido sin necesidad de registrarse

Pulse en el botón apropiado para hacer un donativo utilizando Paypal. No es necesario tener una cuenta Paypal.

Sede de
Nueva York
Sede de
Londres
Sede de
Ginebra
ArtículoMás sobre esto

Ayude a apoyar el trabajo con una donación

Donación General. Enter amount  *

Escuela Arcana. Enter amount  *

Triángulos. Enter amount  *

Buena Voluntad Mundial. Enter amount  *

Financiación del Trabajo de Lucis Trust

Lucis Trust fue creada en 1922 para servir como agente legal y financiero de un número de actividades de servicio mundial que incluyen la Escuela Arcana, las Editoriales Lucis, la revista "The Beacon", Triángulos, y las variadas actividades de Buena Voluntad Mundial: distribución de folletos e Invocación y publicaciones de Buena Voluntad Mundial. La Fundación también maneja el Fondo de Libros del Tibetano para la perpetuación de las enseñanzas del Maestro Tibetano Djwhal Khul y Alice A. Bailey.

Todos los proyectos conectados con la Fundación son actividades sin fines de lucro, incluyendo la división Publicaciones. Lucis Trust no está subvencionada, ni posee en propiedad o mantiene grandes haberes financieros. Es enteramente dependiente de las contribuciones voluntarias, grandes y pequeñas, de aquellos que reconocen y desean ayudar al cumplimiento de su propósito: el establecimiento de correctas relaciones humanas a través de la educación de la mente humana hacia el reconocimiento y la práctica de los principios espirituales y valores sobre los que debiera estar basada una sociedad mundial estable e interdependiente.

Lucis Trust, así como todos los grupos servidores similares, depende de donaciones voluntarias y legados y obsequios especiales. No tenemos otro ingreso para sostener y expandir nuestro trabajo en el mundo. Desde su comienzo, el trabajo se ha desarrollado sobre el principio de que la verdad espiritual debe ser libremente entregada y compartida, porque no puede asignársele un valor material y porque nadie debe ser privado de ella o rechazado por falta de dinero. Por esa razón, el entrenamiento extensivo ofrecido por la Escuela Arcana, nuestras conferencias, seminarios, reuniones mensuales de meditación, así como también nuestra distribución de folletos por todo el mundo en muchos idiomas, son todos emprendidos sobre una base de Donación. Esto también incluye donaciones habituales de los libros de Alice Bailey a grupos e individuos en naciones donde no son fácilmente accesibles debido a factores económicos y a otros factores.

Al mismo tiempo, sin embargo, ningún trabajo espiritual de cualquier tipo, ni un solo aspecto del servicio mundial, puede funcionar sin dinero. Y uno de los problemas y necesidades básicos en el trabajo espiritual, experimentado por todos los servidores, es financiero. El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo -- un grupo de personas unidas subjetivamente y extraídas de todos los campos del esfuerzo humano -- "necesita grandes cantidades de dinero", ha dicho el Tibetano, y se necesitan millones para ayudar a preparar la conciencia humana para la venidera exteriorización de la Jerarquía espiritual. El problema se hace más difícil porque estos servidores comprometidos en tareas pioneras, precursoras, escapan al reconocimiento y por lo tanto fracasan en evocar adecuado apoyo, y en parte porque su trabajo frecuentemente va en dirección contraria a las actitudes reaccionarias de la mente y valores de la vieja era, que mantienen a la humanidad aprisionada en el status quo del materialismo, el egoísmo y la separatividad. La introducción del cambio, de nuevas maneras de responder a las oportunidades provistas por la creciente conciencia de la unidad humana, encuentra inevitable resistencia. Y los discípulos son a menudo forzados a mantener su trabajo incluso a niveles mínimos.

Al enfrentar una "crisis de oportunidad" con nuevas áreas de trabajo desarrollándose y crecientes demandas de recursos financieros, confiamos en que todas las personas de buena voluntad asociadas con el trabajo del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo desearán cooperar y contribuir a este trabajo, o a cualquier forma de actividad espiritual que evoque reconocimiento y apoyo incondicional. El Maestro Tibetano nos ha pedido satisfacer las necesidades a medida que se presentan, y al hacerlo, a menudo debemos anticipar el dinero que afluirá de vuelta después que el trabajo ha sido realizado. Sin grandes y permanentes fondos fiduciarios y dotaciones, el dinero necesario debe afluir como resultado de la correcta dirección y la correcta circulación de la energía del dinero, basada en la correcta intención espiritual. Que el trabajo se ha expandido hasta sus presentes dimensiones mundiales durante los más de 75 años de su vida es un tributo a aquellos que han aceptado responsabilidad por ello -- financieramente y en acción cooperativa -- a través de los años.

Se ha dicho que el "principio de compartir" gobernará la civilización venidera. El dinero, o energía concretizada, está en este momento ampliamente concentrado en manos de unos pocos. Pero, a través de los esfuerzos concertados de un grupo mundial, el dinero puede empezar a ser redirigido por líneas espirituales y hacia el encuentro de la necesidad humana.