Lucis Trust / Actividades de... / Buena Voluntad... / Boletín / Números recientes / 2006 #1 - Patro... / El Objetivo de la Información  

El Objetivo de la Información

La Sociedad de Información es un factor clave en el impulso hacia la síntesis; porque a través de la tecnología de la información y la comunicación la mente colectiva de la humanidad puede sintetizarse más rápidamente en un agente invocador de lo divino. Pero antes de que este objetivo revolucionario pueda alcanzarse, el pensamiento de la humanidad debe integrarse y dirigirse apropiadamente.

Aunque la orientación mental promovida por el deseo egoísta está rampante en el mundo en estos tiempos, la orientación mental sustentada por el amor-sabiduría y la consagración del pensamiento al bien de la totalidad está aumentando rápidamente, incluso si no es aparente de inmediato. Está teniendo lugar un enorme realineamiento con la dirección del pensamiento de Dios y como todos estamos enredados en el estado de flujo que esta reorientación implica, es difícil permanecer asido a la visión espiritual que lo instigó. Pero, como parte de la causa de esta gran sacudida planetaria, cada uno de nosotros puede también ser parte de la solución, a medida que batallamos en nuestras propias contiendas psicológicas y echamos a los demonios internos que están oscureciendo la luz. A través de la meditación podemos transmutar la energía de conflicto en nuestro interior en un punto de tensión por encima de nuestra consciencia cotidiana, y aprender a mantener esta vibración creativa pase lo que pase. De esta manera estamos ayudando a diluir los velos entre los mundos internos y externos para que la energía de la Jerarquía espiritual pueda fluir más libremente.

La orientación de la humanidad se determina mediante el correcto empleo del fuego de la mente, y a cuantos son receptivos a la visión interna se les apremia a elevar los ojos por encima de los fuegos del placer materialista hacia la intuición –hacia la “llama que brilla más allá de la mente revelando una dirección segura”– proporcionando la mente una base desde la que proyectar.

Orientación mental correcta

Un ejemplo sobresaliente de este tipo de correcta orientación mental fue la segunda fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de Información (CMSI) que recientemente se celebró en Túnez (1) -la primera tuvo lugar en Ginebra en 2003. El objetivo era facilitar uno de los objetivos del Desarrollo del Milenio de la ONU -crear "una sociedad global para el desarrollo que incluya hacer disponibles, en cooperación con el sector privado, los beneficios de las nuevas tecnologías, especialmente las tecnologías de la información y la comunicación, a todos". Esto constituyó una auténtica demostración de "hacer arder el mundo con el espíritu de la relación" y la declaración de intenciones que se publicó en la primera conferencia expresa esto de la siguiente manera: el "“deseo y compromiso común de construir una Sociedad de la Información centrada en la gente, inclusiva y orientada al desarrollo, en la que todo el mundo pueda crear, acceder, utilizar y compartir información y conocimiento, permitiendo a los individuos, comunidades y pueblos alcanzar su pleno potencial promoviendo su desarrollo sostenible y mejorando su calidad de vida, prometido en los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y respetando y apoyando plenamente la Declaración Universal de los Derechos Humanos".

En el mismo documento había, meticulosamente ordenados, unos 67 puntos describiendo una visión común de la Sociedad de Información. Aunque la sencillez y la vitalidad creativas raramente caracterizan este tipo de documentos, el grado de detalles propios de un pensamiento basado en principios indica la tremenda cantidad de energía mental espiritualizada que se ha introducido en él; forma parte de un proceso de precipitación, por el cual las ideas infundidas con la energía de la síntesis emergen lentamente a una expresión más concreta. Cuando existe tanta necesidad extrema en el mundo, el proceso puede parecer exasperadamente lento, pero estas poderosas formas mentales pueden abarcar un impulso ulterior si son suficientemente publicitadas por todo el mundo. El deseo inteligente de las masas proporciona un ímpetu decisivo para que se precipiten cuanto antes en el plano físico, y por lo tanto podemos ver el papel tan vital que desempeñan los medios de comunicación en este proceso. A lo largo de la última década, se ha producido un crecimiento significativo en la demanda del público de noticias y asuntos de actualidad mundial, con noticias las 24 h accesibles por medio de la radio, la televisión, el móvil e Internet. Este interés por las noticias internacionales revela un cambio de identidad alejándose de lo nacional hacia un estado de consciencia más global.

El intelecto al servicio de la intuición

Internet, como parte de una floreciente Sociedad de la Información, está desempeñando un papel significativo en este cambio, manifestando el despertar del poder intelectual de la humanidad. Sin embargo, el intelecto tiene que emplear la información para propósitos correctos, y sólo si Internet se puede convertir en un servidor de la intuición más que en un esclavo del deseo, podrá esta poderosa herramienta alcanzar su potencial creativo como red para compartir ideas. De ahí la necesidad de educar a los niños del mundo en unos valores y un compartir correctos, porque la Era de la Información ha caído sobre nosotros produciendo desarrollos asombrosos, y los niños van a desempeñar un papel esencial en su potencial de servicio. Sea cual sea su trasfondo social y económico, los niños dominan fácilmente los ordenadores y procesar información, como confirma un informe de CMSI. Esta facultad es inherente en los jóvenes debido a su receptividad natural a las nuevas energías de la consciencia que están ahora haciéndose disponibles, incluyendo la energía entrante de la organización y el orden, el séptimo rayo. Y así, es alentador que una de las iniciativas ampliamente comentadas que se lanzó en la CMSI fue la campaña del "portátil de 100 dólares" para dotar a cada niño con un ordenador portátil (2). Estos ordenadores especiales tienen un consumo de energía muy bajo, y en ausencia de una fuente de suministro de electricidad pueden cargarse girando una manivela. El Secretario General de Naciones Unidas, Kofi Annan, dijo: "Los niños podrán aprender haciendo, no sólo recibiendo instrucción; podrán abrir nuevos frentes para su educación, especialmente para aprender entre niños de su edad". Añadió que la iniciativa sustentaba la promesa del desarrollo económico para los niños de países en vías de desarrollo.

Muchos niños del mundo de hoy desempeñarán un gran papel conformando la dirección en la que la Era de la Información nos lleve finalmente; y su aptitud natural para los ordenadores, combinada con una educación basada en la responsabilidad social y en el correcto compartir de ideas, puede conducir a la espiritualización del la Red Mundial como herramienta para integrar la mente mundial en torno a los aspectos más elevados del pensamiento humano. Un pensamiento concentrado grupal de este tipo genera un campo de tensión magnético que es invocador de la Mente Universal y las Ideas que están preparadas para precipitarse desde ésta, y así podemos ver el potencial para revelaciones de todo tipo si todo procede como debería. La red de Triángulos (3) -una red de comunicación arquetípica- lleva muchas décadas realizando este tipo de función, puesto que hace circular la luz, amor y poder del Plan. E indudablemente ello está facilitando la exteriorización de las redes de comunicación en el mundo físico, dado que la esencia viva de los éteres está preparada y organizada para futuros desarrollos en telecomunicaciones.

Esta preparación de los éteres está también facilitando la siguiente etapa lógica en comunicaciones -la telepatía- en la que las herramientas habituales son eventualmente superadas, y sobreviene una comunicación directa entre mentes. Esto puede ser un futuro lejano para muchos -una razón de que no prevalezca más en la actualidad es la cantidad de ruido psíquico en el aura planetaria, con el enorme correr de aquí para allá en pos de deseos, mucho de ello impulsado por Internet. Por lo tanto, existe una necesidad creciente para la "constricción del habla a través del control del pensamiento", y cuando muchas mentes caigan en este estado de receptividad silenciosa, podrá producirse un alineamiento con la dirección del pensamiento de Dios, y la telepatía empezará a imperar rápidamente.

Hacia la síntesis

El cambio de onda que esto representa nos lleva en un viaje de retorno a la simplificación y la síntesis, cuando, según nos dice la Antigua Sabiduría, "el lenguaje acabará desapareciendo y los libros no servirán para nada". Esto se debe a que el intercambio de energía mediante la creación y el intercambio de formas mentales como acto de redención sustituirá en gran medida al lenguaje hablado y escrito. Todas las formas de comunicación poseen características potencialmente redentoras, pero la telepatía lleva ésto un paso más allá.

Cuando las formas mentales se construyen y transmiten con precisión, son liberadoras potenciales de consciencia mediante la luz y el sonido esotérico que pueden irradiar. El empleo correcto de la Gran Invocación es un ejemplo supremo de este proceso -porque, entre otras cosas, es una fórmula para limpiar los éteres planetarios a fin de lograr una mayor sensibilidad telepática con los reinos superiores. El empleo de la palabra sagrada, el OM, al final de la Gran Invocación, sirve para reverberar su poder por todo el mundo y se dice que es como "el rugido de un fuego abrasador". El efecto del OM sobre la sustancia es similar al del fuego en el mundo natural, creando las condiciones correctas para la renovación y propagación de nuevas simientes y para un crecimiento nuevo. La acción del fuego prepara el camino para la expresión de nuevas verdades espirituales en la sustancia.

Inteligencia empotrada

Aunque ahora, en los inicios de la Sociedad de Información, ese mundo de tensión silenciosa donde pueda florecer el dinamismo creativo de la telepatía nos parezca muy distante, puede que no esté tan lejos como pensamos si utilizamos la información sabiamente. En la reciente CMSI, un informe titulado "El Internet de los objetos" decía que estábamos adentrándonos en un mundo en el que "la creciente 'disponibilidad' de procesar poder va acompañada por la mengua de su 'visibilidad'... siendo las tecnologías más profundas las que desaparecen a base de integrarse en el tejido de la vida cotidiana hasta que no pueden distinguirse de ella". Esto es inteligencia empotrada, donde el mundo de los objetos se integra en una totalidad cooperativa. El informe dirige la mirada al siguiente paso en comunicaciones 'siempre abiertas' en las que las nuevas tecnologías prometen un mundo de artefactos dispuestos en red e interconectados. El informe señala cuatro tecnologías clave, todas en etapas avanzadas, que permitirán la conexión omnipresente de redes: etiquetas de IDFR (identificación de frecuencia de radio), sensores, inteligencia empotrada y nanotecnología. Predice que este "Internet de los Objetos" pronto podrá conectar los objetos del mundo de una forma a la vez sensorial e inteligente, de manera que los numerosos objetos que nos rodean se comunicarán entre sí sin ninguna interacción por nuestra parte.

Las primeras reflexiones sugieren que estos desarrollos podrían anunciar un paso más hacia el materialismo y el aumento de ruido, pero es indudable que nos dirigimos hacia una era más silenciosa, en la que el rugido de la maquinaria ha sido reemplazado por una tecnología silenciosa e invisible. Siempre que no nos dejemos seducir más en el descenso por el camino del materialismo, la inteligencia empotrada en la materia al servicio de la humanidad tiene el potencial de revolucionar el mundo. Nos liberará para volvernos más creativos y ahondar más en la naturaleza esotérica de la luz, en una época en la que el séptimo rayo de orden y ceremonial está organizando la sustancia etérica y física en una matriz de manera que los aspectos superiores de la luz divina puedan penetrar en el plano físico. El séptimo rayo proporciona un "punto de síntesis transitorio" para fusionar los siete rayos juntos en una gran Luz energética. Empotrar inteligencia en la sustancia del entorno es una participación inicial, inconsciente, en este proceso mediante el cual la luz del planeta se intensificará más. La sustancia ya está imbuida de la inteligencia activa del pasado, y es fácil persuadirla para que asuma características y capacidades inteligentes; y el objetivo es que esta sustancia adquiera otra cualidad, la del amor activo. Introduciendo orden en la sustancia e irradiando después el fuego espiritual del amor a través de todas las comunicaciones e interacciones, la humanidad participará eventualmente de forma consciente en este proceso majestuoso.

Tenemos que recordar que ‘inteligencia empotrada’ es realmente el control consciente de la materia, porque toda sustancia está viva y es consciente a su manera. El átomo mismo manifiesta su peculiar estado de consciencia, y no existe la materia muerta –toda está infundida con la vida de Dios. Esto da un sesgo interesante al debate sobre la inteligencia artificial y sobre si existe un punto en el que las máquinas podrían cruzar un umbral y volverse verdaderamente conscientes; es, sin embargo, un punto discutible, porque como cualquier otra forma, ya demuestran una forma de consciencia rudimentaria, aunque no reconocible.

Alice Bailey nos informa de que la ciencia tienen todavía que reconocer la naturaleza 'entificada' de la sustancia, y así explicar la vida que energetiza la sustancia de los tres subplanos inferiores, y cuando el científico empiece a trabajar con la consciencia que anima la sustancia (atómica o electrónica) y ponga bajo su control consciente las formas construidas con esa sustancia, comprenderá gradualmente que todas las entidades de todos los grados y de diversas constituciones intervienen en la construcción de aquello que vemos. Esto no tendrá lugar hasta que la ciencia haya admitido definitivamente la existencia de la materia etérica, y hasta que haya desarrollado la hipótesis de que este éter se encuentra en distintos grados de vibración. Cuando se otorgue el lugar correcto a la contrapartida etérica de todo cuanto existe, y se sepa que tiene más importancia en la escala del ser que el vehículo denso, siendo esencialmente el cuerpo de la vida, o vitalidad, entonces emergerá el papel del científico y del investigador esotérico.

Anclando la energía de la luz

La inteligencia empotrada y las líneas etéricas de comunicación que crearán el ‘Internet de los objetos’ son formas de organizar la sustancia que la volverán radioactiva en el sentido más amplio -considerando todas las radiaciones, incluido el magnetismo, como parte de un proceso de transmutación a formas superiores. En la radioactividad tenemos el concepto oriental de Vishnu-Brahma, o los Rayos de Luz vibrando a través de la materia. Y la IN-formación, como la palabra sugiere, es la introducción en la sustancia de un patrón de energía organizado a través del cual la luz puede circular e irradiar –es un medio de anclar luz. Es parte del gran proceso que verá a la humanidad elevándose firmemente para salir de la materia física ordinaria y atrayendo a todas las vidas planetarias hacia arriba con ella a los reinos Etéricos. Podemos contribuir a esto mediante la construcción y transmisión de formas mentales que puedan mantener e irradiar la luz de los reinos superiores de la naturaleza a los inferiores. Este trabajo inteligente y redentor es parte de nuestro viaje hacia la reorganización del cuerpo etérico del planeta. Mediante las leyes de construcción de formas mentales, nos esforzamos por hacer que el mundo arda con el nuevo espíritu de relación, reorientando a la humanidad hacia la gloria de la síntesis viva.

Para más información, visite www.wsis.org
Para más información, visite laptop.media.mit.edu
Para más información sobre Triángulos, vaya a www.triangles.org o escriba a Triángulos.