Lucis Trust / Actividades de... / Buena Voluntad... / Panorama Mundia... / PANORAMA MUNDIAL – Burocracias fluidas para una Era Creativa  

PANORAMA MUNDIAL – Burocracias fluidas para una Era Creativa

Marzo 2011

"El viejo orden cambia, dando paso al nuevo,
Y Dios se realiza de muchas maneras,
No sea que una buena costumbre acabe por corromper el mundo. "

Tennyson

Incrustados como estamos en nuestras sociedades y formas de vida, puede ser difícil dar un paso fuera y ver los cambios en la conciencia, especialmente los cambios más importantes, de modo desapasionado, desapegado. Pero es importante intentar hacerlo, a fin de percibir la dirección del cambio, y los posibles obstáculos. Esto es especialmente importante en un momento de transición como el que enfrentamos ahora, cuando la conciencia humana está siendo revitalizada, con la alteración correspondiente en las instituciones existentes. Detectar tales cambios en la sociedad es cosa difícil, y los seres humanos tienen una tendencia inherente a resistirse al cambio, especialmente cuando sus medios de vida, e incluso todo su sentido de identidad, se invierte en el sistema actual. Pero la conciencia está evolucionando, y la humanidad debe aprender a adaptar sus instituciones y su modo de vida para ajustarse a este hecho central.

Uno de los principales obstáculos para el cambio es la fosilización de los sistemas de pensamiento y de sus instituciones asociadas – ya sean religiosas, políticas o sociales. Esto puede ser inevitable para cualquier ideología o teología que exista durante un largo período de tiempo. Debido a que un sistema de pensamiento surge en un momento concreto, inevitablemente estará en diálogo con las circunstancias sociales, políticas o religiosas de su nacimiento. Incluso puede surgir específicamente para abordar algunas de esas circunstancias. Cuando las circunstancias cambian de manera significativa, entonces o bien el sistema tiene que cambiar, o se empieza a ver cada vez más "desconectado" del momento. A veces esto conducirá a un colapso dramático, como se vio con la caída del comunismo.

La fosilización de los sistemas de pensamiento se produce en escalas de tiempo largo, por lo que puede ser difícil de detectar al principio. Un obstáculo relacionado con el cambio, que en la naturaleza es más a corto plazo, es la falta de flexibilidad que ha surgido cuando las sociedades modernas han aumentado en escala y complejidad. Cualquier sistema humano lo suficientemente grande, ya sea un gobierno o una empresa, inevitablemente sucumbe a esto en cierto grado. A medida que crece en escala, surgen una o más capas de burocracia, intermedias entre el individuo y los productos o servicios que requiere. Entonces las respuestas del aparato burocrático pueden llegar a cristalizarse cada vez más en rutinas, reglas y notas. Un ejemplo de ello es el centro de llamadas, una gran oficina de trabajadores que esperan responder a las preguntas de los clientes de acuerdo con procedimientos que circunscriben gravemente su libertad de acción y su responsabilidad. El uso de estos centros de llamadas parece ser una realidad creciente de la vida moderna. En primer lugar, nuestra investigación telefónica está preordenada por un "árbol telefónico" - un menú limitado de opciones que pueden no ajustarse a nuestras necesidades; y entonces, cuando finalmente hablamos con un ser humano, podemos ser enviados de aquí para allá entre departamentos, porque nuestra pregunta cae entre ellos y no puede ser tratada satisfactoriamente por nadie. Las obras de Kafka anticiparon este fenómeno de pesadilla.

En estos laberintos burocráticos, el individuo se convierte en un número, una entrada en una base de datos, una estadística. Desgraciadamente, este proceso de abstracción de la individualidad también hace que sea más fácil tratar a los seres humanos con menor consideración y atención. Otro factor en este alejamiento o alienación es el hecho de que los sistemas informáticos, que hoy en día almacenan y procesan esta información, son a menudo demasiado rígidos en su programación para tratar las excepciones con sentido común. El resultado final puede ser que situaciones que se resolverían rápidamente entre dos personas cara a cara, en lugar de eso pueden ser alargadas casi ilimitadamente.

Hay un dicho en los círculos legales que dice “los casos difíciles producen mal derecho”, que una ley o política debe enmarcarse en términos del promedio de la situación esperada, no de lo inusual. Del mismo modo, las burocracias y los sistemas informáticos están diseñados para hacer frente a la gran mayoría de situaciones, y tienden a fracasar cuando se enfrentan con las excepciones. Podría argumentarse que el ahorro de tiempo en el rápido procesamiento de gran número de individuos compensa más que las interrupciones ocasionales. Pero esto es pasar por alto el punto esencial sobre el cambio evolutivo – es precisamente en la avanzada de la ola de cambios donde la evolución lanza las excepciones a las normas anteriores y a las formas de manejarse en la vida. Si no son para reprimir los cambios tan necesarios, las burocracias y sus correspondientes sistemas informáticos deben ser menos mecánicos y rígidos – deben incorporar formas más flexibles y orgánicas de trabajar, formas que den un respiro a la creatividad y a la responsabilidad individual. Y de hecho, esto está en sintonía con el tenor de nuestra época – el individuo es cada vez más consciente de la contribución única que él o ella puede hacer, en libre cooperación con los demás. Con la ampliación de la gama de acción responsable de cada persona, los sistemas pueden simplificarse, con menos capas. La extraordinaria flexibilidad de acción que las herramientas más recientes de las redes sociales han puesto en manos de la gente, se ha demostrado en los recientes disturbios políticos en Irán y Oriente Medio. Y esta acción fue en parte inspirada por la visión más amplia de la libertad que ha llegado a estar disponible tan fácilmente, a través de Internet y la televisión vía satélite. La visión, la libertad y la responsabilidad creativa – son las características del cambio evolutivo en la conciencia, y todas las personas de buena voluntad pueden contribuir a su expansión.