Lucis Trust / Escuela Arcana / Meditación / Dos Meditaciones Redentoras  

Dos Meditaciones Redentoras

Dos Meditaciones Redentoras

Actualmente, muchas personas y grupos, en el mundo, están empleando regularmente dos meditaciones especiales, "redentoras". Una de ellas es la meditación utilizada por los miembros del NGSM que están interesados en la preparación del camino para la reaparición de Cristo; la otra es una meditación sencilla (que combina los aspectos de oración, meditación e invocación), cuyo objetivo es la reorientación del dinero, para que deje de ser utilizado en forma materialista y se ponga al servicio de la Jerarquía.

Meditación Reflexiva sobre la Preparación para la Reaparición de Cristo

Sugerencias

1. Se sugiere practicar esta meditación una vez por semana, cada jueves, en lugar de su meditación habitual. Procure asumir la actitud de aspiración, devoción, invocación e intención fija (en el orden indicado), previamente al alineamiento. Para que esta meditación sea el poderoso instrumento que está destinado a ser, los estudiantes esotéricos deben realizarla por medio del corazón y la mente.

2. Trate de llevar a la práctica, entre los jueves de cada semana, los resultados de la reflexión expresados en esta meditación. Establezca planes prácticos y, cada semana, recapitule las actividades previstas, en el momento de prepararse para esta meditación, a la luz de la intención manifestada.

3. Haga esta meditación breve y dinámica. Olvide las diversas etapas, y déjese llevar por la secuencia y la síntesis de la fórmula. Le será fácil hacerlo después de haberlo practicado varias veces.

Etapa I

Después de haber obtenido un estado de positiva e intencionada quietud de la personalidad, formúlese, claramente y con sus propias palabras, las respuestas a las siguientes preguntas:

  1. Como miembro del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, ¿Cuál es mi intención específica y fija en estos momentos de dedicado contacto con mi alma?
  2. ¿Está el propósito de mi personalidad concentrado y expresado de acuerdo a la intención Jerárquica - hasta donde me es permitido conocerla?
  3. ¿He ganado en mi propia vida personal el derecho -no tanto por el éxito alcanzado como por el esfuerzo definido- a contarme entre los Servidores, quienes están emprendiendo, ahora, el trabajo de preparación?

Esta es la única vez, durante la meditación, que uno piensa en sí mismo, y se emplea aquí porque es un método de atención enfocada, pues alinea la personalidad en el plano mental.

Etapa II

Habiendo contestado estas tres preguntas a la luz del alma, diga con énfasis:

"Olvidándome de las cosas del pasado, me esforzaré hacia mis posibilidades espirituales más elevadas; me dedicaré de nuevo al servicio de Aquel que viene, y haré todo lo que pueda para preparar las mentes y los corazones de los hombres para tal acontecimiento. No tengo otra intención en mi vida."

PAUSA

Etapa III

  1. Visualice la situación del mundo lo mejor que pueda, de acuerdo a su interés mundial y al conocimiento que posea de los asuntos del mundo. Vea a la humanidad brillando con una luz tenue, y también puntos de luz más brillante, donde los miembros del NGSM y los hombres de intención espiritual y de corazones amorosos trabajan en bien de sus semejantes.
  2. Visualice entonces, por medio de la imaginación creadora, la vívida luz de la Jerarquía fluyendo hacia la humanidad y fusionándose lentamente con la luz que ya posee el hombre. Después, pronuncie la primera estrofa de la Gran Invocación:

    Desde el punto de Luz en la Mente de Dios

    Que afluya luz a las mentes de los hombres

    Que la Luz descienda a la Tierra

  3. Reflexione sobre la reaparición de Cristo, no importa el nombre con el que se le designe en las diversas religiones mundiales. Él es siempre la misma Gran Entidad. Reflexione sobre los posibles resultados de su aparición. Luego, pronuncie la segunda estrofa de la Gran Invocación:

    Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios

    Que afluya amor a los corazones de los hombres

    Que Cristo retorne a la Tierra

  4. Trate de concentrar su firme intención de servir y de difundir amor en su medio ambiente y comprenderá que hasta donde pueda realizarlo, está intentando fusionar su voluntad personal con la Voluntad divina. Recite, a continuación, la tercera estrofa de la Gran Invocación:

    Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida

    Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres

    El propósito que los Maestros conocen y sirven

  5. Considere qué es lo que puede hacer, en la práctica, durante la próxima semana, a fin de apresurar la preparación para la venida de Cristo.

PAUSA

Entone luego tres veces el OM, dedicando la triple personalidad al trabajo de preparación.

( El Discipulado en la Nueva Era, II, p. 202)

Meditación Reflexiva para Atraer Dinero con Fines Jerárquicos

Sugerencias:

1. Esta meditación es tan sencilla que muchos la considerarán ineficaz y hasta inútil. Si es utilizada simultáneamente por muchas personas, puede eliminar los obstáculos que en la actualidad impiden la llegada de los fondos necesarios para el trabajo que la Jerarquía trata de realizar.

2. Practique esta meditación todos los domingos por la mañana. Tome todo lo que ha ahorrado durante la semana, dedíquelo al trabajo y, durante la meditación, preséntelo a Cristo y a Su Jerarquía. Sea esta suma grande o pequeña, se convertirá en una unidad atractiva magnética en los planes de los Maestros.

3. Comprenda la ley oculta que dice: "A quienes dan, les será dado, a fin de que puedan dar nuevamente".

4. Procure sentir la afluencia del verdadero amor a través de usted, y trate deintensamente deexpresar este amor a todos los seres con quienes entra en contacto. Este es el mayor factor de cambio, a la vez atractivo y desinteresado, en los asuntos mundiales.

Etapa I

Después de lograr una quietud positiva de la personalidad, formúlese a sí mismo y con sus propias palabras, las respuestas a las siguientes preguntas:

  1. Si el dinero es hoy una de las cosas más importantes y necesarias para el trabajo espiritual, ¿Cuál es el factor que actualmente lo desvía del trabajo de la Jerarquía?
  2. ¿Cuál es mi propia actitud hacia el dinero? ¿Lo considero como un posible y gran haber espiritual o como algo material?
  3. ¿Cuál es mi responsabilidad personal respecto al dinero que pasa por mis manos? ¿Lo manejo como debe manejarlo un discípulo de los Maestros?

PAUSA

Etapa II

  1. Reflexione sobre la redención de la humanidad mediante el correcto empleo del dinero y visualícelo ahora como:
    1. Energía concretizada que es utilizada, en su mayor parte, con fines esencialmente materialistas y, respecto al individuo, para satisfacer sus deseos exclusivamente personales.
    2. Luego, visualice el dinero como una corriente de sustancia áurea, que se aparta del control de las Fuerzas del Materialismo y pasa a ser controlado por las Fuerzas de la Luz.
  2. Después, con enfocada concentración mental y el amoroso deseo de enfrentar las demandas espirituales, pronuncie la siguiente plegaria invocativa:

    "¡Oh! Tú, en Quien vivimos, nos movemos y tenemos el ser; Tú, el Poder que renueva todas las cosas, orienta el dinero hacia fines espirituales. Conmueve el corazón de los hombres para que den al trabajo de la Jerarquía lo que hasta ahora han dado a la satisfacción material. EL Nuevo Grupo de Servidores del Mundo necesita grandes cantidades de dinero. Pido que grandes sumas estén disponibles. Que ésta, Tu potente energía, esté en manos de las Fuerzas de la Luz."

  3. Visualice el trabajo que deben realizar los grupos a los cuales pertenece, por ejemplo, la Escuela Arcana y sus actividades de servicio, o cualquier otro grupo empeñado en llevar a cabo el Plan jerárquico. Después, por medio de la imaginación creadora y por un acto de la voluntad, vea incontables e ilimitadas sumas de dinero que afluyen a las manos de quienes tratan de llevar a cabo el trabajo de los Maestros.
  4. Luego, con convicción y énfasis, diga en voz alta:

    "Aquel a Quien el mundo entero espera, ha dicho que todo lo que se pida con fe y en Su nombre, le será concedido".

    Recuerde, al mismo tiempo, que "la fe es la sustancia de las cosas esperadas y la evidencia de las cosas no vistas". Luego, añada:Pido el dinero necesario para . . . . . . . . . . y lo exijo, porque:

    Desde el centro que llamamos la raza de los hombres

    Que se realice el Plan de Amor y de Luz

    Y selle la puerta donde se halla el mal

  5. Finalice considerando cuidadosamente su responsabilidad en el Plan y, cada semana, proyecte su contribución financiera con la Jerarquía. Séa práctico y realista, y sepa que si no da, no puede pedir, porque no tiene derecho a pedir lo que no comparte.

( El Discipulado en la Nueva Era, II, p. 204)