Lucis Trust / Actividades de... / Buena Voluntad... / Boletín / Números recientes / 2006 #1 - Patrones de Significado  

2006 #1 - Patrones de Significado

PATRONES DE SIGNIFICADO

El mundo está inundado de información, fluyendo a través de multitud de canales distintos: TV, Internet, prensa, teléfonos móviles y demás. Intentar mantener la cabeza a flote por encima de este maremoto se está volviendo más y más difícil, y el fenómeno de la 'sobrecarga de información' -tener demasiada información como para poder tomar decisiones claras- es ahora bien conocido. ¿Qué efecto puede estar ejerciendo esto sobre la consciencia humana en su desarrollo? ¿Qué nos está haciendo?

Parte de la razón para este exceso de información es el éxito de la evolución de la consciencia, porque ahora hay mucha más gente lo suficientemente enfocada y con una mente individualizada como para poder expresar una opinión que no sea la simple repetición de una ‘sabiduría recibida’, sino que exprese alguna forma de pensamiento auténticamente original. No sólo eso, sino que con la llegada de Internet, la capacidad de publicar y publicitar estas opiniones se ha expandido enormemente -uno de los ejemplos más dramáticos es el aumento de los 'blogs', páginas web de fácil actualización que actúan como un estrado global. En una era en que la mayoría los medios de comunicación están controlados por grandes empresas, estos blogs crean un espacio extenso para que se escuche la opinión pública. Pero con tantas voces añadidas a cada debate, el efecto es una especie de cacofonía global que a veces puede dificultar más, en lugar de facilitar, el discernimiento de la verdad. De manera que filtrar la información inteligentemente se está volviendo cada vez más importante, y determinar uno mismo cómo y cuándo se recibe la información, y de quién. Como el grupo Adbusters pone en su página web en http://adbusters.org/metas/psycho/mediacarta/, “Nuestras mentes se han convertido en un vertedero virtual de contaminantes –anuncios manipuladores, noticias distorsionadas, violencia incontable, engaños y campañas publicitarias”, y es necesario reclamar nuestro “medioambiente mental”.

¿Qué es exactamente lo que estamos recibiendo cuando recibimos información? Para ponerlo en términos un tanto abstractos, estamos recibiendo patrones de energía significativos. El punto clave es que son significativos –producen algún cambio en nuestras mentes o emociones, bien de aceptación o de rechazo. Ahora, recuerde la última vez que estaba sentado en un trasporte público en su camino a casa. Su mirada recorre las superficies a su alrededor: una camiseta impresa con el logo de una compañía, el suelo blando del vehículo, la esquina de la revista de alguien con un encabezamiento parcialmente visible, un anuncio, los diversos colores de la ropa. Un pasajero sentado cerca está escuchando música lo suficientemente alto como para que usted la oiga, y un fragmento de melodía reconocible le trae recuerdos. Otros pasajeros a los que puede oír están conversando con amigos y parientes en sus teléfonos móviles. En esta situación, y en muchas otras de la vida moderna, hay patrones de luz y sonido que le están siendo impuestos sin su consentimiento, y frecuentemente sin que lo perciba con plena consciencia. Es como si uno estuviera constantemente alimentándose de información, un régimen que no es bueno para la digestión o la salud. A esta imagen hay que añadir canales aún más sutiles de recepción de información: una sensibilidad telepática incipiente que significa que puede registrar sin darse cuenta los patrones emocionales y mentales de quienes le rodean. Es cierto que conseguirá procesar todos estos retazos de información un poco más, cuando finalmente se duerma –habiendo atendido a las tareas y crisis domésticas varias que le esperen al final de su viaje. Pero así como la cantidad de información que nos bombardea ha aumentado, el tiempo medio que pasamos durmiendo ha disminuido, alterando el equilibrio entre recepción/proceso en una dirección malsana.

Parte de la respuesta puede ser un intento deliberado de limitar nuestro consumo de medios de información –por ejemplo, ayunar periódicamente en cuanto a televisión y/o Internet. Este derecho a estar “no informado”, en momentos elegidos por nosotros, es importante si vamos a alcanzar un punto de silencio interno a través de la oración y la meditación. Es este silencio interno el que nos permite recibir impresiones sutiles de fuentes superiores de luz y amor. Sin embargo, ser excesivamente indulgentes con ello implicaría el riesgo de separarnos completamente de la humanidad: las visiones espirituales que no ayudan a crear soluciones a los problemas planetarios son un lujo que no podemos permitirnos. De alguna manera, el servidor debe aprender a permanecer estable entre los dos reinos, el de la información inferior, que puede confundir a la mente y las emociones, y el de la inspiración superior que aclara y redime: porque sólo actuando como puente entre ambos puede la luz superior disipar las ilusiones y confusiones del reino inferior. Y en esa luz clarificadora, fuentes de información más íntegras y fiables, inspiradas ellas mismas desde arriba, pueden ser reveladas. Aclarando así su propia mente, el servidor puede vincularse con otros puntos de luz, y puede actuar como un faro para otros, mostrando el camino de salida de las nieblas de información irrelevante e inútil hacia un mundo en los que los flujos de información sirvan a necesidades humanas reales.

LA BUENA VOLUNTAD libera el poder de comunicar, que es el sello de la vida grupal.

El Objetivo de la Información

La Sociedad de Información es un factor clave en el impulso hacia la síntesis; porque a través de la tecnología de la información y la comunicación la mente colectiva de la humanidad puede sintetizarse más rápidamente en un agente invocador de lo divino. Pero antes de que este objetivo revolucionario pueda alcanzarse, el pensamiento de la humanidad debe integrarse y dirigirse apropiadamente.

El Ser extendido

En la era pre-industrial, la cuestión de quién era una persona -- su identidad -- era mucho menos complicada. Pocas personas viajaban lejos de sus comunidades de origen o mantenían tratos comerciales o financieros fuera de éstas, las comunidades mismas tenían una escala menor...

Actividades de Transición

Free Spirit (Espíritu Libre) es una organización no-sectaria que ayuda a los profesores a adquirir un mayor entendimiento de la espiritualidad para que puedan ayudar a despertar el impulso espiritual en los jóvenes.

Reseña Literaria

Transcending Terror (Transcendiendo el terror) de Ian Hackett, (O Books, 2004). En este reflexivo trabajo, Ian Hackett explora las raíces de nueve credos -el zoroastranismo, el judaísmo, el hunduísmo, taoísmo, budismo, cristianismo, islam, sikhismo y la religión Bahá'í- y busca extraer sus valores comunes.

PDF

Un fichero PDF del boletín de BVM (requiere el programa Acrobat Reader, disponible gratuitamente enwww.adobe.com)