FESTIVAL DE PASCUA: ARIES

Reuniones 2019: 20 de Marzo
2019 Luna Llena:
20 de Marzo, 9.42 pm EDT, USA;
21 de Marzo, 1.42 am GMT &  2.42 CET

Conferencias del Festival de Pascua 2018
Londres, Nueva York (en inglés), Ginebra


En los escritos de Alice Bailey, el Festival de Pascua está determinado por la primera luna llena de primavera. Este año, el Equinoccio de Primavera en el hemisferio norte ocurre el 20 de Marzo, seguido unas horas más tarde por la luna llena de Aries, por lo que el 20 de Marzo es la primera luna llena de Primavera. En todo el mundo cristiano, la Pascua se observará en Abril, después de la segunda luna llena de Aries.

La Pascua es un tiempo de movimiento energético en el que, una vez más, las fuerzas de la gravedad son sorprendidas por el surgimiento de nueva vida. Cada planta que brota revela la gran lucha de todo esfuerzo creador. La creatividad es un proceso que surge, un acto de resurrección a medida que se supera la inercia de la materia. Esto le confiere una poderosa belleza a la creatividad espiritual a medida que supera, y de hecho exige, que las fuerzas opuestas cumplan el rol que les corresponde. A esto se refería el Cristo cuando proclamó: “He aquí, yo hago nuevas todas las cosas”. Nuestra oportunidad consiste en ser portadores de este espíritu de renovación en nuestras vidas.

En la Pascua nos regocijamos en el espíritu del Cristo viviente, que surge y mira hacia el futuro cuando el ‘principio de resurrección’ sea invocado en todo el mundo. Una antigua escritura predice bellamente que en la Nueva Era, los ojos y los pensamientos de los hombres se enfocarán en la vida. Los conceptos de muerte y sacrificio, y de unidad vicaria, serán reemplazados por los conceptos de resurrección o vivencia de la unidad espiritual y del servicio, para que una nueva nota pueda entrar a la vida humana, trayendo esperanza, gozo, poder y libertad. Las enseñanzas religiosas se enfocarán en el uso de la voluntad para lograr la transfiguración de la naturaleza inferior y esto conducirá a la resurrección del espíritu en la humanidad.

Hoy vemos esta fuerza de resurrección en quienes están respondiendo activamente a algún aspecto de la necesidad humana. Estas personas comunican una actitud de mirar hacia adelante y una convicción para trabajar por un mundo más equitativo. Ellos representan la esperanza del futuro, una esperanza que es intensamente vitalizada en la Pascua.