Lucis Trust / Escuela Arcana / Doce Festivales... / Aries / Alocución del Festival de Pascua  

Alocución del Festival de Pascua

El texto que sigue fue una alocución dada por un miembro del personal de la Sede Central de Lucis Trust en una de nuestras reuniones públicas. El propósito de estas breves charlas es preparar mentalmente al grupo para el verdadero trabajo a realizar: la meditación grupal. Esta alocución puede ser usada por personas y grupos que deseen colaborar con este servicio.

Nos gustaría dar la bienvenida a todos los que se encuentran esta noche aquí sentados en esta sala en NY, así como a todos aquellos que participan con nosotros en línea, y a todos los individuos y grupos alrededor del mundo que se reúnen para participar de esta oportunidad y trabajo espiritual al conectarse con la energía de Aries para traerla más plenamente a la vida planetaria.

Como saben, el momento de la luna llena es un tiempo en que ciertas energías superiores están particularmente disponibles. Tal vez vale la pena repetir de vez en cuando que este momento de meditación no es adoración a la luna o, realmente, adoración a nada. Es un festival y una oportunidad para el servicio. Es un momento en que los seres de los reinos sutiles se unen en alineamiento y enfoque para traer estas energías superiores que circulan dentro y alrededor del increíble y maravillosamente grande y profundo cosmos para apoyar el propósito y la evolución planetaria. Debido a que es un momento de alta significación, es útil que el grupo tome dos días antes de la meditación de luna llena para la preparación, utilizando la Gran Invocación durante todo el día y recordando la creciente actividad hasta llegar a un punto de alineamiento y tensión; y, luego, los dos días posteriores a la luna llena, también como un tiempo para la distribución de las energías contactadas. Los dos días de distribución podrían ser recordados recitando la Gran Invocación durante todo el día y pensando correctamente sobre la manera como estas energías impresionan en la mente humana y se distribuyen de la mejor manera posible a fin de satisfacer las cambiantes necesidades de la humanidad y de la vida planetaria.

Hay tres grandes Festivales cada año, concentrados en tres meses consecutivos y, por lo tanto, llevan a un prolongado esfuerzo espiritual que afecta el resto del año. Esta noche nos reunimos en Aries para celebrar el primero de estos tres Festivales espirituales mayores de Aries, Tauro y Géminis; el Festival de la Pascua, el Festival de Wesak y el Festival de Buena Voluntad.

Por medio de nuestro esfuerzo prolongado, estos tres Festivales constituyen el punto más elevado del año espiritual. Mediante la secuencia y síntesis de estos tres festivales establecemos la nota y el tono para que las energías espirituales actúen obren durante el resto del año espiritual, a fin de que sean aplicadas y desarrolladas a través de cada uno de los siguientes festivales menores de plenilunio. Los tres Festivales espirituales ofrecen la oportunidad de evocar y dirigir los tres aspectos espirituales de amor, voluntad e inteligencia creativa en la vida y la conciencia planetaria. Los festivales posteriores constituyen la oportunidad para impresionar, condicionar y elevar la conciencia planetaria. Por lo tanto, la intención y la tensión que traemos a estos tres festivales, sienta las bases para el flujo y la evolución en la conciencia que se produce en el resto de este año espiritual de 2015/16.

Todos nosotros aquí esta noche, en persona y en línea, así como otros alrededor del mundo que están meditando con este mismo propósito grupal, sentimos la atracción de la responsabilidad espiritual, la impresión y el propósito grupal del alma para ayudar a nuestros semejantes y al planeta. Hay muchas maneras de servir al planeta y a su futuro; hacemos esto esta noche, trabajando con las energías espirituales como un grupo del alma.

Hagamos una pausa para considerar nuestra responsabilidad espiritual y la oportunidad de esta noche, y luego digamos juntos el Gayatri.

Oh Tú, sustentador del Universo,

De Quien todas las cosas proceden,

A Quien todas las cosas retornan,

Revélanos el rostro del verdadero Sol Espiritual,

Oculto por un disco de luz dorada,

Para que conozcamos la verdad,
Y cumplamos con todo nuestro deber,

Mientras nos encaminamos hacia Tus sagrados pies.

El ciclo de las energías que se contactan en los festivales mayores y menores ayuda a llevar gradualmente a buen término un gran Plan para la evolución de la conciencia y la espiritualización de la materia. A medida que las energías hacen sus impresiones secuenciales en la conciencia planetaria, toda vida es elevada y se intensifica la vibración de la energía que contiene tanto la forma como la conciencia. Todo es elevado. Cada festival tiene cualidades energéticas que hacen su impresión e imparten sus cualidades. Se nos dan indicios de cuales son esas cualidades en las notas clave dadas para cada festival. Hay notas clave para la involución del espíritu en la materia y otras para la evolución de la conciencia que se libera de la materia, dando por resultado la espiritualización de la materia misma.

La nota clave para Aries, el primero de los tres grandes festivales, es de particular interés para la evolución de la conciencia humana en este momento. Cada uno de los siete rayos emana energías que encarnan la voluntad al Bien del Logos solar. Aries encarna el rayo de voluntad o el poder, que es el iniciador de las causas: la iniciación de las etapas de creación en el arco involutivo y el iniciador de la necesidad de evolucionar, continuar y progresar en el arco evolutivo.

Durante el proceso involutivo, Aries inició el impulso por la inmersión del espíritu en la materia para elegir y trabajar creativamente con las formas. Formas de todas las clases proporcionan la estructura alrededor de la cual la energía de la vida, los átomos y luego las células y organismos, son condensados. Cada forma tiene una estructura diferente y diferentes cualidades y funciones. El mundo de la forma que comprende nuestro mundo natural es maravillosamente diverso, está bellamente integrado e interconectado y refleja la expresión del flujo de vida eléctrica del planeta. A través del impulso de Aries la humanidad, como conciencia espiritual encarnada, busca y trabaja creativamente con la vida de la forma que lo rodea y dentro de la cual existe y se relaciona. Los humanos tenemos acceso completo y jurisdicción o regencia sobre el mundo natural de la forma, siendo la regencia una cualidad natural del primer rayo que se expresa a través de Aries. La aseveración bíblica de que la humanidad debe asumir la responsabilidad de gobernar y cuidar la tierra, reconoce este impulso involutivo que se inicia en Aries.

Durante el proceso evolutivo, la percepción consciente es diferenciada de la vida de la forma dentro de la cual se encuentra inmersa y a la cual debe controlar. Se percibe que hay otra vida y otra forma y, luego, gradualmente, se gana autoconciencia y autocontrol. Eventualmente la conciencia, a medida que se sacia con la experiencia de la forma y entra bajo el impulso evolutivo iniciador de Aries, se independiza de su identificación con la forma, el cuerpo, y se identifica cada vez más como la simple conciencia espiritual que está detrás de toda vida y actividad de la forma. Esto es percibir la Realidad y la Verdad y se logra a través de la actividad creativa de la mente. La nota clave de Aries inicia un enfoque y creatividad dentro de la mente. La nota clave es “Surjo y desde el plano de la mente rijo”. Aquí observamos la voluntad espiritual controlando los pensamientos e ideas. Esta idea es muy importante para los trabajadores esotéricos porque es el objetivo principal en esta etapa de trabajo evolutivo, ya que la conciencia humana debe llegar a ser hábil y creativa en el trabajo mental.

Si examinamos cuidadosamente esta idea de la humanidad encarnando la voluntad espiritual a fin de iniciar las causas desde la mente, podemos ver actualmente muestra de esto por todas partes. Las ideas y pensamientos se esconden detrás de todas las actividades y creatividad humanas; las ideas ya rigen sus relaciones y la civilización. La política implica la creación o identificación de las ideas que son fundamentales para iniciar las estructuras, las reglas, regulaciones y sistemas por los cuales se rige la humanidad. Los países democráticos son, idealmente, los países que permiten que la gente elija las ideas y valores con los cuales quieren ser gobernados.

La ciencia utiliza la mente para percibir el mundo que lo rodea y hacer preguntas y buscar respuestas. Las preguntas a menudo son reconocimientos de los problemas humanos o planetarios, de las necesidades y deseos. Las respuestas encontradas conducen a una nueva creatividad, nuevas ideas y posibilidades. La ciencia conduce a menudo a descubrimientos tecnológicos que llevan al desarrollo de cambios que llevan a un futuro muy diferente del pasado. En cierto modo, podríamos decir que la propia ciencia es una cualidad de la mente que es una causa del futuro. Lo que la ciencia descubre y crea, y cómo la humanidad luego decida aplicar los descubrimientos, conduce a un futuro diferente. El futuro puede ser mejor o peor, la forma en que utilizamos nuestras mentes, qué decisiones tomamos, es lo que determina la calidad del futuro.

La educación idealmente entrena la mente para pensar, para buscar, para enfocarse. Las enfermedades mentales son un efecto fácilmente observable de una mente que no está funcionando bien. Existe una continuidad en el funcionamiento de la mente dentro de la humanidad, desde aquellos en los que funciona muy poco, hasta aquellos que tienen mentes brillantes, agudas, iluminadas, capaces de percibir el mundo con mucha precisión y que tienen el poder de pensar con inteligencia y mucha creatividad. La educación bien concebida y eficaz es el medio por el cual la humanidad entrena su juventud para usar sus mentes con acierto. Las mentes claras, iluminadas y abnegadas son un gran activo para el futuro de la raza. Las mentes egoístas y llenas de pensamientos desagradables e ideas y creencias negativas se proyectan hacia el mundo y causan mucha destrucción y caos. En esencia, tener una mente es una gran responsabilidad, y la humanidad recién está comenzando a reconocer que tiene una mente. Tenemos un largo camino por recorrer en términos de aprender a desarrollarla y usarla responsablemente.

Muchas veces hablamos de tecnología, de medios de comunicación social, de muchos avances recientes y de cómo están creando un mundo muy diferente. Algunos creen que este mundo es peor debido a la tecnología; pero no es la tecnología, los descubrimientos o incluso la ciencia los que conducen a los problemas, sino la forma como utilizamos nuestras mentes, como nos involucramos con nuevos descubrimientos y las decisiones que tomamos — todas ellas funciones de la mente—. ¿Cómo podemos esperar que quienes han desarrollado mal sus mentes irresponsables tomen decisiones responsables y sensatas? Nuestra mente es la herramienta para que nuestra conciencia se exprese, cree cosas y avance en la vida. Si no sabemos cómo usar esa herramienta, no tenemos control sobre ella, no somos intencionales, entonces no nos sirve bien. Sin buen funcionamiento mental tenemos un largo camino por recorrer hasta llegar a ser seres conscientes y controlados.

Nuestros coches son una herramienta, una tecnología que nos lleva a otros lugares al igual que nuestras mentes nos llevan al futuro. Si no sabemos cómo conducir bien, podemos hacernos daño y dañar a mucha gente. O, tal vez nos hemos tomado el tiempo para aprender a conducir porque era divertido o porque alguien nos hizo aprender, pero somos un poco perezosos; no queremos tomarnos el tiempo para dar a nuestros autos la atención que necesitan; le ponemos gasolina y aceite de baja calidad o, tal vez, incluso, no cambiamos el aceite, sólo queremos conducir sin preocuparnos por ello. Entonces podremos ir adonde queremos por un tiempo, pero vamos arrojando humo negro apestoso y causando contaminación por todas partes y, luego, eventualmente, ya no nos llevará a ninguna parte. Quedaremos atrapados, varados donde estamos y tal vez donde estamos no sea un muy buen lugar, pero no sabemos cómo llegar a otra parte. Tal vez se debería dar licencias para que la gente use sus mentes. Los de mente con pobre desarrollo podrían obtener una licencia para responsabilidades muy básicas y sólo aquellos que tienen mentes muy bien desarrolladas e ilustradas, conseguir una licencia para trabajos de gran responsabilidad y toma de decisiones que afectan a muchas personas. Y aquellos que realmente ponen atención a lo que dedican sus mentes, obtienen licencias para ser inspiraciones y modelos, y para conducir a la humanidad en el futuro.

En este último siglo hemos sido testigos de una profundización de la conciencia, de una exploración de los pensamientos e ideas a través de la ciencia, la filosofía y la psicología, para explorar la mente en sí misma a un nivel sin precedentes por medio de la meditación y las ciencias contemplativas. El verdadero despertar espiritual y de la conciencia implica el reconocimiento de que tenemos una mente y que podemos aprender a trabajar con ella, a controlarla y desde este punto de control dirigir nuestras emociones, nuestro comportamiento y nuestra relación con nosotros mismos, con los demás y con toda la vida planetaria.

Existen todas las razones para tener esperanzas de que lo podemos hacer y lo estamos aprendiendo y logrando con la mente. El Center for Mindfulness (Centro de Atención Plena) del Centro Médico de la Universidad de Massachusetts, ha creado lo que promete ser un emocionante nuevo formato para su conferencia de primavera de 2015 que se lleva a cabo este fin de semana. En lugar de la habitual Conferencia que se centraba en el intercambio de conocimientos a través de charlas y talleres educativos, se está inaugurando un nuevo formato en el cual los participantes exploran juntos cuál es el papel real de la atención plena en la sociedad. Este nuevo enfoque unificador tiene como objetivo primordial el “compromiso sano e íntimo de todos los participantes, con el objetivo de identificar y explicar los valores y principios del comportamiento ético y la responsabilidad, a medida que la práctica de mindfulness se difunde más en la sociedad”. Podríamos reconocer esto como una nueva nota invocadora que se ha elevado desde el compromiso con el conocimiento y los hechos de la mente concreta humana inferior hacia una exploración y uso intencionado de la mente superior abstracta. Es algo fascinante sumergirse en la conciencia de esta cosa sutil que llamamos mente y descubrir sus cualidades y aplicaciones.

Miles y quizás millones de personas están ahora interesadas en la mente, en qué es, qué puede hacer, cómo se puede explorar y crear con ella. La ciencia está descubriendo cómo los pensamientos controlan el cerebro y el cuerpo, afectando no sólo nuestro funcionamiento fisiológico, sino creando cambios en la estructura anatómica. La mente tiene poder. Como el regente de este mundo, de nuestro mundo individual y colectivo, tiene poder, aunque no hayamos aprendido a utilizarla con precisión, habilidad y para los fines correctos. La clave de cómo gobernar desde la mente parece ser nuestro propósito e intención. Sea nuestro propósito altruista o egoísta, para crear una relación correcta o dominación, armonía o caos, amor o separatismo; siempre hemos hecho elecciones, pero nunca tuvimos la tecnología para producir destrucción masiva con el alcance que hoy tenemos porque todavía no habíamos explorado tan plenamente el poder creativo de la mente. Sólo estamos empezando a aprovechar ese poder; ese poder no es una ilusión, no es una afirmación, es un control real utilizado deliberada y conscientemente o no.

Los efectos de las decisiones de qué ideas y pensamientos encarnar y crear son evidentes hoy en todo el mundo. La gente es actualmente más poderosa que nunca, tanto como individuos y como grupos, y las ideas y valores que impulsan sus decisiones conducen a los efectos que se crean. La gente toma decisiones basadas en sus ideas y creencias. Por ejemplo, las personas pueden elegir el suicidio basados en un principio, en una idea, o por la desesperación y equivocada e ilusa creencia que es la única opción viable para aliviar el sufrimiento, y pueden optar por involucrar a otros en su destrucción como vimos recientemente. Los grupos pueden elegir la guerra, la opresión y la destrucción violenta por un celo equivocado a la regla de una determinada ideología o creencia, o pueden elegir la inclusividad, el amor y la paz por un celo similar, pero guiado por motivos, valores y ética diferentes, quizás más elevados y más abnegados.

Para tener una idea de cuán importantes son las ideas, los invito a hacer una búsqueda en Google de ‘ideas que han cambiado el mundo’. En 2008, la CNN publicó diez ideas que cambiaron el mundo. Las diez ideas que nombraron incluyen: La agricultura, el inconsciente, la relatividad, la vacunación, los derechos humanos, la evolución, Internet, el jabón, cero y la gravedad. En 2010, Tim Crane, un catedrático de la Universidad de Cambridge, describió su elección de las diez grandes ideas que cambiaron el mundo: la computadora, la revolución copernicana, democracia, comunismo, relatividad, mercado libre, la teoría cuántica, evolución, feminismo y derechos humanos. Tal vez haya una idea que iluminó tu mente y cambió tu vida. ¿Qué nuevas ideas están ahí en el horizonte dispuestas a cambiar el mundo? ¿Qué clase de ideas necesitamos para hacer avanzar la cultura humana en términos de armonía y rectas relaciones y hacia un ética superior más generosa? ¿Hay una forma totalmente nueva de ver las cosas que arroje algo de luz significativa y nos muestre el camino a seguir para un mundo mejor?

La revista Time en un artículo de 2011 titulado “10 ideas que cambiarán el mundo”, por Charles Kenny, describe con detalle el mayor poder para el cambio como la juventud. Ahora, la juventud no es una idea, pero señala que los jóvenes jugaron un papel importante para “derribar algunas dictaduras de larga data en el Medio Oriente y África. Los jóvenes son expertos en tecnología y pueden lograr hazañas rápidas y milagrosas de actividad y consenso utilizando los medios sociales. Con la motivación adecuada uno puede prever masivos grupos en la humanidad siendo movidos a la acción por ciertos valores e ideas utilizando las redes sociales como plataforma”. También describe un aumento de jóvenes provocado por la rápida disminución en las tasas de mortalidad infantil, que la mayoría de los economistas ven como un problema, pero David Bloom de Harvard indica que su trabajo ha demostrado que el aumento de la juventud en realidad puede acelerar el desarrollo económico cuando alcancen la edad laboral.

Al final de su artículo, Kenny resume su caso para promover el optimismo citando la propagación de la democracia global, mejor salud, más educación y menos violencia, y sugiere la nueva idea más grande de todas: que es hora de “abandonar nuestro habitual pesimismo sobre el estado del planeta y el curso de la historia”.

El pesimismo y una postura de opresor/víctima puede ser una característica generalizada que afecta negativamente nuestras mentes. La calidad de nuestra mente, a través de la cual percibimos el mundo y todas las posibilidades creativas futuras, tiene una gran efecto sobre la clase de futuro que creamos. ¿Cómo podría cambiarse el curso de la historia misma con la transformación de la percepción y el pensamiento pesimista, por uno de calidad más iluminada y de percepción mental fortalecida? Imaginen no sólo cambiar las ideas y pensamientos en su mente, sino cambiar el tenor entero o nota de tu mente, llenándola con alegría, posibilidad y entusiasmo por lo que puede lograrse. Muchas personas tienen tales cualidades negativas en su mente que les causan tremendo sufrimiento; es lo que el Buda enseñó. Pero reconozcan que la raza está aprendiendo a sanar y trabajar intencionalmente con la mente, aprendiendo a cultivar las cualidades internas inherentes de positividad, ecuanimidad, claro pensamiento y gran posibilidad creativa. Ahora multiplique este cuadro esperanzador por más de 7,2 billones, que es el estimado de la población mundial actual.

Eso es poder. Y, aquí hay otra cuestión interesante para reflexionar: ¿Qué efectos mentales tendría la encarnación del amor en la mente y en el mundo? No el amor aferrado y sentimental, como el deseo de estar con otro, sino el verdadero ágape, el amor del que hablaba Cristo. ¿En realidad lo conocemos? ¿Podemos imaginarlo? ¿Eliminaría algunas líneas de pensamiento egoístas en conjunto? ¿Permitiría un pensamiento enteramente nuevo? ¿Cómo podemos crear un flujo espiritual que vierta amor en las mentes y los corazones humanos? Podríamos imaginar a una persona con una mente así, como una fuente de luz y amor que camine dando esas cualidades espirituales libre y abundantemente, irradiando la energía que la humanidad necesita para salir del fango de pesimismo a una mente con creatividad, esperanza y voluntad amorosa iluminada.

Este es el Festival de la Pascua, el festival del Cristo resucitado, vivo, el Maestro de los hombres y Guía de la Jerarquía Espiritual, la expresión del Amor de Dios. En este día se reconoce a la Jerarquía espiritual que Él guía y dirige, y se destaca la naturaleza del amor de Dios. La Jerarquía espiritual está compuesta por aquellos individuos que se están entrenando y preparando para hollar un camino aún superior. Todavía son poco reconocidos por las mentes humanas. Sólo se reconoce a los adeptos, santos y salvadores que periódicamente han hecho una impresión sobre la humanidad. En el Tíbet a veces se reconoce a la Jerarquía de Maestros como “la sociedad de mentes organizadas e iluminadas” — iluminadas por el amor y la comprensión, por una profunda compasión e inclusión, iluminadas por el conocimiento del Plan e intentando comprender el propósito, sacrificando su propio progreso inmediato para ayudar a la humanidad. Esto es el Maestro”. (Autobiografía Inconclusa, p. 256 ed. inglesa).

Así que, en este momento vamos a parar y antes de comenzar nuestra meditación grupal, preguntémonos cuál es nuestro trabajo, cuál es nuestra responsabilidad espiritual a la luz de este Festival de amor y reconocimiento de la regencia de la mente. Darnos cuenta de que nuestra responsabilidad implica la mente y amor, y que la mente tiene poder y el amor es la simplicidad misma, tal vez una manera de percibir nuestro trabajo es simplemente siendo el amor y la esperanza para el mundo.

Festival de Aries
Nueva York - 3 de Abril de 2015

Michelle Pearce