Acerca de Buena Voluntad Mundial

La buena voluntad es una de las cualidades espirituales esenciales del ser humano. Es el gran recurso poco explorado que se halla en el corazón de toda comunidad humana.

Las personas de buena voluntad son las que piensan y actúan con amor, comprensión y preocupación por el bienestar de todos. Aunque la energía de la buena voluntad es una potente fuerza capaz de generar el cambio social, su poder sigue siendo en gran parte desconocido y subutilizado. Buena Voluntad Mundial promueve la comprensión de esta energía y el papel que está desempeñando en el desarrollo de una nueva humanidad.

La acción reflexiva y planificada de las redes de buena voluntad está impulsando la respuesta a todos los problemas de nuestra época: desde la pobreza, las relaciones raciales destructivas y la destrucción del medio ambiente hasta la espiritualidad sentimental, los pensamientos de desesperanza sobre el futuro y las crisis del materialismo y del egoísmo. A través de sus palabras y acciones, las personas de buena voluntad de todas las culturas, credos y profesiones están creando un nuevo mundo donde se están estableciendo y difundiendo el compartir, la cooperación y las correctas relaciones. En la historia del planeta, nunca antes había estado tan activa la buena voluntad. 

La gran diversidad y variedad de iniciativas nos permite entrever que las personas de buena voluntad nunca podrán ser organizadas en una red o movimiento unitario. Cada comunidad tiene su gente de buena voluntad. La bondad y el amor, en sus expresiones humanas más básicas, motivan el impulso al cambio, desafiando todos los hábitos de pensamiento y acción separatistas. El reconocimiento de la gran cantidad de acciones de buena voluntad que vemos actualmente, y los incontables movimientos que utilizan la energía de buena voluntad, cambian nuestra manera de que ver lo que está sucediendo en el mundo. Nos infunden poder y la convicción de que la esperanza y la fe podrán crecer en el futuro. Verdaderamente, la buena voluntad tiene el potencial para convertirse en la nota clave de una nueva civilización integral.

Para traer el nuevo día y el bienestar humano que es nuestro derecho espiritual de nacimiento, necesitamos tener un sentido más profundo de la realidad basado en los valores espirituales y en una nueva percepción de la humanidad como unidad de vida divina dentro de un universo ordenado y con un propósito. Los seis reconocimientos siguientes pueden proporcionar una base para esta comprensión más profunda:

1.         La humanidad no sigue un curso inexplorado o al azar: existe un Plan. Este Plan ha existido siempre y forma parte de un diseño mayor del Cosmos. El Plan se ha llevado a cabo a través de los desarrollos evolutivos del pasado y gracias al impulso particular que de vez en cuando le han dado los grandes líderes, maestros e intuitivos de la raza humana. Esto conduce al segundo reconocimiento clave.

2          Existe un gobierno espiritual interno del planeta, guiado por seres iluminados cuyas ideas inspiran todo el pensamiento progresivo y evolutivo en la conciencia humana. Son conocidos con diferentes nombres tales como la Jerarquía espiritual, la sociedad de Mentes Iluminadas, o Cristo y Su Iglesia, según diversas tradiciones espirituales. La humanidad nunca se ha quedado sin dirección o guía espiritual bajo el Plan.

3          Hay una expectativa generalizada de que nos acercamos a la “Era de Maitreya”, como se le conoce en Oriente, en la que el Instructor Mundial y actual Guía de la Jerarquía espiritual, el Cristo, reaparecerá en medio de la humanidad para emitir la nota de una nueva era.

4          En todas partes del mundo hay millones de personas mentalmente despiertas que están consciente o inconscientemente en contacto con el Plan y trabajan para darle forma. La vitalidad y actividad de su conciencia percibe a la humanidad como una unidad interdependiente. Ellos consideran que los diversos sistemas nacionales, religiosos y sociales en los que prestan servicio son medios a través de los cuales se expande la consciencia humana y la humanidad aprende las lecciones necesarias. A través de su ejemplo de vida ellos dan a la humanidad una nueva y mejor visión de lo que debería ser la vida.

5          El corazón de la humanidad es sano. Nuestra época se distingue por el aumento de la buena voluntad y de los esfuerzo altruistas. Todas las crisis, guerras y catástrofes de los siglos XX y XXI no han podido aniquilar el espíritu humano.

6          El Plan para la humanidad se basa en los principios del compartir, la cooperación, la fraternidad práctica, las correctas relaciones entre todas las personas y naciones, y en la buena voluntad en acción.

Estos reconocimientos dan una nueva y más amplia perspectiva de la realidad espiritual y de nuestras crisis presentes. Ofrecen la oportunidad de cooperar con la evolución espiritual de la humanidad y permiten aumentar la capacidad del hombre para la libertad.

No hay ningún otro grupo similar al de las personas de buena voluntad capaz de asegurar que la humanidad logre cumplir con metas tan difíciles como las que afronta hoy. Si logran superar la inercia, quedarán en una posición clave que sólo requerirá la valentía necesaria para expresar la buena voluntad e iniciar las acciones de preparación de una nueva civilización global.

Organización

Buena Voluntad Mundial fue fundada en 1932, como una actividad de Lucis Trust. Las publicaciones y programas de Buena Voluntad Mundial son administrados por un grupo internacional con sedes en Londres, Nueva York y Ginebra. No hay que inscribirse y sus programas están disponibles para todas las personas de buena voluntad de manera gratuita. Las necesidades del trabajo son atendidas enteramente gracias a las donaciones.

Como muchos otros grupos, Buena Voluntad Mundial es una Organización no Gubernamental acreditada por el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas. Mantiene relaciones informales con una amplia gama de organizaciones no gubernamentales a nivel nacional e internacional. Lucis Trust está en la lista del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas. Buena Voluntad Mundial cree firmemente que se debe apoyar a las Naciones Unidas como la principal esperanza para el futuro de la humanidad.   

Objetivos

Al promover el reconocimiento del poder de la buena voluntad en nuestro tiempo, Buena Voluntad Mundial tiene tres objetivos principales:

  • Ayudar a movilizar la energía de buena voluntad a través de la educación y por medio de la acción sutil con programas que utilizan el poder del pensamiento. En el corazón de cada ser humano hay un depósito vital de buena voluntad del que forman parte las profundas cualidades del guerrero: la voluntad al bien y la voluntad de amar.
  • Fomentar una perspectiva espiritual universal en el futuro, centrada en la idea de que todos los credos a lo largo de la historia han previsto una era de paz y justicia, iniciada por un Instructor Mundial que encarna los principios divinos. La creciente oleada de buena voluntad en el mundo de hoy es señal de que es inminente la aparición de dicho Maestro, esperado por diferentes tradiciones bajo nombres tales como el Cristo, el Kalki Avatar, el Bodhisattva, el Señor Maitreya, el Imam Mahdi y el Mesías. 
  • Estudiar las causas de los principales problemas del mundo de una manera que revele los principios universales, las prácticas espirituales y las acciones que contribuyen a la curación, transformación y solución de los problemas.

 

Movilización de la Buena Voluntad

Una opinión pública esclarecida y enfocada puede ser un factor importante en la reconstrucción del mundo, pero hasta ahora ha sido poco utilizada. La necesidad esencial hoy en día es educar a la opinión pública mundial sobre la importancia de la buena voluntad, esa poderosa energía creadora y forma de vida, y movilizar a las personas de todas partes para establecer la buena voluntad como la nota clave de la nueva civilización en la que estamos entrando. Buena Voluntad Mundial contribuye a esta tarea a través de:

Aconsejar a individuos y grupos sobre cómo aumentar su efectividad en el servicio.

Cooperar con las actividades de servicio mundial de otros grupos.

Apoyar el trabajo de las Naciones Unidas y sus Agencias Especializadas como la principal esperanza para el futuro de la humanidad. Este incluye un blog (en inglés) y una página de Facebook (en inglés) de Buena Voluntad Mundial en las Naciones Unidas.

Meditación sobre la energía de buena voluntad (Grupo de Meditación de Buena Voluntad); el Ciclo de Conferencias (que ayuda a crear un clima mental positivo para las conferencias que se llevan a cabo sobre problemas específicos del mundo); y los Doce Festivales Espirituales (que enfocan las energías espirituales disponibles dentro del ciclo lunar anual).

Un programa educativo de alcance mundial que incluye:

 

Una Página Web y Publicaciones en varios idiomas que presentan los principios que rigen las correctas relaciones humanas y dan a conocer la existencia de un Plan divino como una realidad espiritual que actúa en áreas cruciales de los asuntos humanos, entre ellas educación, religión, economía y política. Las publicaciones están disponibles para su distribución.

 

El Boletín de Buena Voluntad Mundial, Comentarios y Artículos sobre el Panorama Mundial, que destacan la presencia de la energía de buena voluntad en los asuntos mundiales. Presentan un enfoque espiritual universal en los temas de interés actual.

Cuadernos de Estudio que tratan algunos de los principales problemas del mundo.

El Seminario de Buena Voluntad Mundial, un encuentro anual en Londres, Nueva York y Ginebra. A través actividades de meditación, conferencias y encuentros deliberativos se destaca el trabajo de grupos e individuos que trabajan activamente para satisfacer la necesidad mundial. Se transmite en video a nivel mundial.

La Reaparición del Cristo

Este es un tiempo de preparación, no sólo para una nueva civilización y cultura, sino también para la llegada de una nueva dispensación espiritual.

Al final de una era, los recursos humanos y las instituciones establecidas parecen insuficientes para satisfacer las necesidades y atender los problemas del mundo. En un momento así, la llegada de un maestro, un líder espiritual o un avatar, es anticipada e invocada por las masas humanas en todas partes del mundo.

En nuestros días, el retorno del Instructor Mundial, el Cristo, es esperado por millones de personas, no sólo por los cristianos, sino también por quienes profesan otras creencias y esperan al Avatar bajo otros nombres: el Señor Maitreya, Krishna, el Mesías, el Imam Mahdi y el Bodhisattva.

La distorsión y la mala comprensión rodean este hecho central de una respuesta divina a la necesidad humana. Esto es inevitable pero no es significativo. Lo importante es el hecho de la transición hacia una nueva era. Se necesita la preparación de las personas de buena voluntad para introducir nuevos valores en la vida cotidiana, nuevas normas de comportamiento, nuevas actitudes de no separatividad y de cooperación, llegando así a lograr rectas relaciones humanas y un mundo en paz. Lo más importante para el Instructor Mundial que viene serán las exigencias de una nueva civilización y la reorganización de la estructura social, y no los resultados de los errores e imperfecciones pasadas.

Buena Voluntad Mundial distribuye literatura sobre estos temas. Una plegaria mundial, la Gran Invocación, se distribuye a escala mundial en muchos idiomas y dialectos.
 

Buena Voluntad Mundial también colabora en la organización anual del Día Mundial de Invocación, con especial énfasis en el empleo de la Gran Invocación en todo el mundo.

No existe ningún problema que no pueda ser resuelto por la energía de la buena voluntad y ningún problema puede ser resuelto sin ella.

Los Problemas de la Humanidad

El establecimiento de rectas relaciones entre los hombres y naciones reviste un carácter urgente en un mundo en crisis. El problema espiritual inmediato es compensar la separatividad egoísta mediante la técnica de la buena voluntad entrenada, imaginativa, creadora y práctica.

Buena Voluntad Mundial proporciona una serie de cuadernos de estudio sobre los principales problemas a los que se enfrenta la humanidad. Se hace énfasis en las causas subyacentes y en las tendencias emergentes, más que en una exposición sumaria de acontecimientos. Se alienta a emplear la mente entrenada para la reflexión y la meditación.

 Se abordan los siguientes problemas:

•  La rehabilitación psicológica de las naciones

•  Los niños, los jóvenes y la educación

•  El capital, el trabajo y el empleo

•  Las minorías raciales

•  Las iglesias y las religiones organizadas

•  La unidad internacional

Hay muchos problemas de menor importancia pero estos son los principales que afronta la humanidad en este momento y exigen la búsqueda de soluciones. Esto se logrará mediante el establecimiento de rectas relaciones humanas.

Se recomienda la formación de grupos de estudio para que a través del estudio, el análisis conjunto y la meditación puedan generar una “forma mental de solución” y se puedan emprender formas locales de actividades de servicio.

 Objetivos Prácticos

Animar a las personas de buena voluntad de todas partes para establecer rectas relaciones humanas entre razas, religiones, naciones y clases.

Ayudar a las personas de buena voluntad en sus estudios de los problemas del mundo y en la aplicación efectiva de la buena voluntad, la cooperación y el compartir para el bien común, con el fin de ayudar a atender los problemas mundiales.

Cooperar con otras organizaciones en actividades constructivas que contribuyan a la unidad, la estabilidad y las rectas relaciones humanas en todo el mundo.

Mantener información actualizada disponible sobre la acción constructiva actual en las principales áreas de la vida humana a través de publicaciones periódicas sobre temas de interés mundial.

Ayudar a establecer la buena voluntad como la nota clave de la nueva civilización.

Crear una lista de contactos de las personas de buena voluntad a nivel mundial.

Apoyar la labor de las Naciones Unidas y sus Agencias Especializadas como la mayor esperanza para un mundo unido y pacífico.

Buena voluntad mundial es una actividad de LUCIS TRUST. Fue fundada en 1922 y es una institución educativa de caridad registrada en Gran Bretaña. (Caridad Nº 216041).

Compartir

mantenerse en contacto