PANORAMA MUNDIAL- Comunicar con el Agua

Reflexiones sobre la Buena Voluntad y la Crisis del Agua

En un momento de urgencia el Agua comienza a hablar, exige atención. En ciertas áreas (la India, Bangladesh, regiones de los EE.UU, y Ciudad de México) hay un impulso aparentemente inevitable hacia lo que equivale a un “accidente de coche a cámara lenta” (1). Las capas freáticas y los antiguos acuíferos, cuya formación ha tomado millones de años, están siendo drenados hasta el agotamiento. El predominio abrumador del pensamiento a corto plazo en el gobierno, los negocios y la agricultura, alimentado por el continuo apoyo del sentido de separación, actúa como un velo, limitando nuestra capacidad para responder a la escasez inminente de agua.

En medio de este escenario acuciante, el Agua en sí se convierte en nuestro Maestro. El agua nos invita a la colaboración (colaboración genuina, auténtica), lo que requiere el desarrollo de una nueva sensibilidad al flujo de vida dentro de un mundo de células, personas y comunidades de personas, animales y plantas, aparentemente separados. ¿Podemos imaginarnos a nosotros mismos como una especie que empieza a escuchar esta llamada -- y en el proceso, aprecia y respeta el Agua por si misma – hasta tal punto que el gobierno, los negocios, la agricultura y la planificación urbana hagan de la conservación y la gestión racional del uso del agua una prioridad urgente? Pero, sobre todo, ¿podemos conmovernos por la belleza intrínseca del elemento Agua – y ver esta belleza a través de los ojos de la ciencia, así como a través de los ojos del poeta, el artista y el naturalista?

Hace dieciséis años Buena Voluntad Mundial publicó el Boletín Por la Gracia del Agua. Entonces el momento era urgente; los problemas de escasez de agua y la contaminación iban de mal en peor. Informamos sobre los problemas, sobre las iniciativas para hacer frente a los problemas, y sobre una nueva comprensión de la relación con el líquido, el agua que da vida. Era la historia de una crisis inminente y también de esperanza.

¿Y qué ocurre con nuestras relaciones con el elemento Agua ahora, en 2013? Como especie, y como comunidades y naciones, cuánto hemos trabajado con la energía de buena voluntad para responder a los serios problemas que aparecían claramente en 1997, y con una trayectoria de crecimiento exponencial?

El problema de la relación humana con el agua, en esta segunda década del siglo XXI, es que como especie, la intensidad de nuestra demanda de agua ha interrumpido el ciclo hidrológico. La agricultura, especialmente la agricultura intensiva, representa aproximadamente el 70% de la extracción mundial de agua dulce – tanto como el 90% de toda el agua dulce utilizada en algunos países. Sin embargo, debido al crecimiento demográfico, a la urbanización y al desarrollo económico, se espera que la demanda de alimentos aumente hasta en un 50 % en 2030 y la escalofriante cifra del 70 % en 2050. Por eso la creatividad, la inversión y la visión se centran en satisfacer las necesidades de agua de una población humana que crece rápidamente, exigiendo crecimiento económico y expansión agrícola, y esforzándose en cumplir con los niveles básicos de saneamiento para todos. En comparación, muy poca energía se destina a planificar la conservación y el uso sostenible de las preciadas reservas de agua, a regular las fuerzas del mercado, y a diseñar leyes, tratados y estructuras que garanticen que el derecho humano al agua, ahora y en el futuro, se pueda asegurar. Es necesario rasgar el velo en nuestro pensamiento que inhibe la capacidad de responder a la crisis del agua, y actuar en conciencia, permitiendo que la buena voluntad guie el pensamiento y la planificación.

La buena voluntad es una cualidad natural y simple de la voluntad y del corazón ampliamente presente (pero no siempre) en la vida de personas, comunidades y profesiones - muy diferente de las ideas sentimentales de un comportamiento "socialmente correcto”. Es una parte tan fundamental de la naturaleza humana que a menudo se infravalora, y por eso no podemos ver el papel que juega en diferentes niveles de sofisticación, enfoque y vivencia. Para ver la presencia de la buena voluntad tenemos que buscarla, ejercitar la imaginación, desarrollar una mirada cariñosa cuando observamos la dinámica de las relaciones alrededor de un tema como el agua - reconociendo el interés natural para el bien de todos y una persistente voluntad de sensibilizar a las comunidades al potencial de una relación nueva, viva con el agua.

Los nuevos descubrimientos sobre la naturaleza del agua revelan que el agua no sólo nos habla, sino que también nos escucha, en el sentido de que nuestros propios pensamientos y deseos se imprimen en este circulante flujo sanguíneo planetario. El autor y científico japonés, Masaru Emoto, ha demostrado el efecto de los pensamientos y las emociones humanas en la estructura geométrica del agua. El Dr. Emoto expuso agua en recipientes a diferentes palabras, imágenes o música, y luego congeló el agua y examinó la estética de los cristales de agua resultantes con la fotografía microscópica. Sorprendentemente, encontró que la geometría de los cristales de agua era hermosa o fea, dependiendo de si las palabras o los pensamientos eran positivos o negativos.

Una comprensión científica de estas intrigantes propiedades del agua parece estar próxima a través del equipo de investigación de Gerald Pollack de la Universidad de Washington. El equipo ha descubierto que en su superficie, el agua es una estructura de tipo gel, no sólo un par de gruesas capas moleculares, sino algo mucho más extenso del orden de dos o tres millones de capas. Esta agua estructurada es una sustancia viscosa que lleva una carga eléctrica negativa - de hecho asume la característica de un cristal líquido semi-conductor. Esto ayuda a explicar la transferencia de información en campos electromagnéticos como la luz, sobre la superficie del agua. Y no hay ninguna razón para que una correspondencia más sutil de este proceso no deba ocurrir también en relación con el pensamiento y las emociones humanas en línea con los descubrimientos del Dr. Emoto.

Los descubrimientos de estos dos científicos concuerdan perfectamente con el principio espiritual, "la energía sigue y se ajusta al pensamiento" y sirven como recordatorio de la responsabilidad que todos tenemos por nuestro propio pensamiento en el contexto de la totalidad. Como seres humanos, nos comunicamos con el agua a través de nuestros pensamientos y sentimientos. Los pensadores espirituales de Oriente y Occidente han postulado durante mucho tiempo que un campo de energía sutil subyace al físico denso, llamado por algunos fluido universal, y por otros, éter. Si esto es así, ¿qué efecto deben tener nuestros pensamientos en el éter, contraparte más sutil del agua, y qué efecto puede tener la energía de buena voluntad sobre él? Podemos decir que la buena voluntad que circula a través de los éteres estimula la tendencia natural del ser humano a ser sensible a la bondad, a la belleza y a la verdad; entonces desaparecerían los velos de la ilusión (formas habituales, heredadas, de pensar) que ocultan lo real, nos bloquean esta sensibilidad natural a la conciencia de lo que podría llamarse el alma, y un sentido de lo sagrado, luego nos desprendemos de ella.Así, como individuos, ¿podemos escuchar la llamada del Agua, imaginando a cada instante que otros escuchan con nosotros y visualizar una oleada de sensibilidad a la llamada que fluye a través del amplio campo de la conciencia humana entera? A medida que empezamos a ver la red de buena voluntad claramente, podemos nutrir esta red de manera consciente manteniéndola en la luz, y encontrando la forma adecuada en la que podamos apoyarla activamente en el mundo.

He aquí algunos recursos y sugerencias adicionales:

>> Para una visión general de la crisis que enfrenta la humanidad como resultado de la creciente intensidad de nuestra demanda de agua dulce y para noticias de nuestra respuesta a esa crisis, hay una gran variedad de libros - véase, por ejemplo, (http://www.amazon.com/Global-Water-Crisis-Books/lm/R25CZZZJYYKB86). Se recomienda especialmente: Maggie Black y Janet King, The Atlas of Water: Mapping the World’s Most Critical Resource [El Atlas del Agua: Cartografía del Recurso Más Crítico del Mundo] (2009), Sandra Postel y Brian Richter, Rivers for Life [Ríos para la Vida] (2003), Maude Barlow, Blue Covenant: The Global Water Crisis and the Coming Battle for the Right to Water [El Convenio Azul: La Crisis Global del Agua y la Batalla Futura por el Derecho al Agua] (2008). Vea también el reciente artículo de Lester Brown, del Earth Policy Institute sobre el Pico del Agua (http://www.guardian.co.uk/global-development/2013/jul/06/water-supplies-shrinking-threat-to-food)

>> Para una perspectiva global sobre el problema y las iniciativas de buena voluntad que buscan resolverlo, recomendamos la página web de la ONU sobre el Agua. (www.UNwater.org, http://www.unwater.org/discover_es.html). Este año, 2013, es el Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua (http://www.unwater.org/water-cooperation-2013/en/, http://www.un.org/spanish/waterforlifedecade/water_cooperation_2013/iywc_and_wwd.shtml), que se centra en la necesidad de colaborar entre las partes interesadas, comunidades y naciones en la conservación del agua. Vea también la gran diversidad de sitios web de las redes de la sociedad civil que responden a la crisis del agua - hay una buena lista inicial en: http://greatist.com/health/27-water-crisis-orgs-follow-right-now; Vea también la lista en: http://www.ecoiq.com/onlineresources/center/water/ngos.html y http://waterfortheages.org/international-water-organizations/ Un sitio de interés, debido a que representa un enfoque alternativo de la sociedad civil a la crisis del agua es http://www.blueplanetproject.net/

>> Más allá de esta exploración de la crisis del agua y la respuesta de la humanidad a esa crisis, hay un argumento más profundo respecto a una comprensión radicalmente nueva del elemento agua, reconociendo sus cualidades sutiles y las energías liberadas por el agua. Un grupo de destacados científicos, en particular el genetista y biólogo Dr. Mae-Wan Ho y el profesor de bioingeniería en la Universidad de Washington, el Dr. Gerald Pollack, han explorado nuevos avances en la comprensión de la física y la química del agua.

Mae-​​Wan Ho escribe que esta nueva ciencia emergente del agua es fundamental para nuestra comprensión de la vida. Es el instrumento, el medio y el mensaje de la vida. Ella describe el agua como el arco iris que refleja el uno en el cielo. Mientras que el agua es fundamental para la comprensión de la biología celular y la bioquímica, casi todo lo que hemos aprendido sobre el agua ha sido omitido de la consideración convencional de estas ciencias. Su reciente libro, Living Rainbow H20 (2012) sintetiza los últimos descubrimientos en la física cuántica y la química del agua y explora temas tales como la homeopatía y la memoria del agua, el agua y la electricidad, y la nueva era de la alquimia del agua. Mae-​​Wan Ho también ha sido pintora durante más de 40 años y su visión es integrar las ciencias, el arte y las humanidades de una manera coherente. Es responsable de un festival anual muy popular de arte / ciencia / música en Southwark, Londres, Reino Unido, centrado en el elemento del agua: Los Colores del Agua. Más información: (http://coloursofwater.info/)

El Prof. Pollack ha dedicado gran parte de su vida al estudio de la estructura de las moléculas de agua, especialmente en los bordes de la molécula y los espacios intermedios, en los que interactúan las moléculas de agua. Sus investigaciones revelan diferentes estados del agua, ‘agua ordenada’ y ‘volumen de agua’, con diferentes cargas eléctricas, y plantea que las observaciones que ha hecho en el laboratorio son fundamentales para toda ciencia que involucre agua y luz. Esto incluiría no sólo la física, sino también la biología, la medicina e incluso la cosmología. Muchas de las propiedades del agua reveladas recientemente están impulsadas ​​y sostenidas por la luz, es decir, la luz del Sol u otras formas o radiaciones electromagnéticas. Más información (http://faculty.washington.edu/ghp/)

La excelente publicación de 146 páginas, bellamente ilustrada, Science to Sage: Water Revolution (Diciembre de 2012) http://sciencetosagemagazine.com/?p=955 proporciona una buena introducción a las diferentes perspectivas sobre la nueva comprensión del agua.

>> El agua ha sido honrada en todas las grandes tradiciones míticas y religiosas como expresión de lo sagrado, y como un elemento que transmite un sentido y un significado oculto. Con esto en mente, ONG’s en Darjeeling, India celebraron el Día Mundial del Medio Ambiente de las Naciones Unidas el 5 de junio de este año, con un evento en el Centro de Buena Voluntad de Darjeeling focalizado en la todavía extensa visión popular de lo sagradas que son las fuentes de agua limpia y pura, Chokho Pani, en las aldeas comunitarias rurales. La resolución de los problemas de escasez y desperdicio de agua, así como la eliminación de residuos y temas medioambientales en el municipio de Darjeeling requieren que esta antigua sensibilidad a Chokho Pani sea alimentada y vuelva a despertar. Más información en https://www.facebook.com/darjeelinggoodwill.centre;

Aunque no sea reconocido por la corriente principal de la ciencia, se puede decir que, en cierto sentido, el agua como ser vivo desempeña esta función de intercomunicación entre todos los organismos, grupos de organismos, poblaciones, reinos de la naturaleza y el mundo, creando una red sensible a lo largo de toda la vida, incluso entre la vida en la Tierra y el Cosmos, de modo que nada puede ocurrir sin afectar a otros procesos; todo está unido por el agua. Incluso puede impulsar la evolución. Alick Bartolomé (en Science to Sage: Water Revolution, p. 23)

1.http://www.irinnews.org/report/95990/water-prepare-to-face-shocks

keep in touch

World Goodwill in Social Media