Lucis Trust / Escuela Arcana / Doce Festivales... / Acuario / Alocución del Festival de Acuario  

Alocución del Festival de Acuario

El texto que sigue fue una alocución dada por un miembro del personal de la Sede Central de Lucis Trust en una de nuestras reuniones públicas. El propósito de estas breves charlas es preparar la mente del grupo para el verdadero trabajo a realizarse –la meditación grupal. Esta charla puede ser usada por personas y grupos que deseen colaborar con este servicio

_

Un Acontecimiento Interno Espontáneo

Buenas tardes amigos. Siempre es particularmente alentador entrar cada año en las influencias de Acuario, las cuales se relacionan en el ciclo astrológico mayor con la era de Acuario en la cual nos encontramos. Las energías de Urano, el regente ortodoxo de este signo, trae al trabajo la energía transformadora de orden ceremonial; mientras que Júpiter, su regente esotérico, proporciona abundantes cualidades de amor-sabiduría y el poder expansivo de la alegría. En la Nueva Era, puede esperarse una intensificación de la alegría, que incluso parece estar aumentando en este momento, por extraño que esto pueda parecer teniendo en cuenta el estrés y la tensión de la vida moderna y las múltiples crisis que actualmente enfrenta la humanidad. Es evidente que esa alegría es del alma, no de la personalidad, y no debe confundirse con la felicidad. La alegría es una energía que puede experimentarse sin importar cuales sean las circunstancias externas; y en efecto, a menudo puede encontrarse en personas cuyas vidas exteriores están llenas de dificultades y resistencias. Por proceder del alma, es una gran energía reveladora que acelera el ritmo vibratorio de los vehículos de la personalidad, que de esta manera resuenan con nuevas verdades y principios espirituales; y, como tal, es una de las llaves que abren la puerta al mundo de significados que está detrás del mundo de las apariencias externas. A pesar de la continua búsqueda de la felicidad por medio de la acumulación de riquezas y la complacencia de los sentidos, hay señales de que la gente empieza a volverse hacia lo interno en búsqueda de significado en sus vidas, al empezar a darse cuenta de que el mundo exterior no puede suministrar esto.

Esto es sólo el comienzo, por supuesto y, en esta etapa, es necesario un proceso de limpieza para permitir que la luz penetre. Todas las creaciones mal concebidas de la humanidad, pasadas y presentes, ensombrecen la atmósfera psicológica, y el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo es pionero en abordar este mal uso de la fuerza y de la creatividad. Es justo decir que con el desarrollo de ciencias como la psicología y la psiquiatría, hemos estado aprendiendo colectivamente a investigar el lado oscuro de la naturaleza humana que obstaculiza el paso de la luz. Sin embargo, es difícil investigar al investigador mismo. Para comprender la verdadera naturaleza del Yo, que ha sido velado y oculto por la sombra de la mente, se requiere lo que Nietzsche describe como “saltar más allá de nuestra propia sombra”

Con relación a esto, el filósofo Dane Rudhyar, escribió”

“Trascender es penetrar a través de la naturaleza y de las condiciones innatas. Se requiere un acto de voluntad y valentía espiritual. Estamos involucrados en un proceso de imaginación creadora, manteniendo el conjunto universal, o el símbolo de su actividad, dentro de la conciencia de la personalidad que ha sido transfigurada por la visión y el sueño experimentado en Acuario”.

La visión y el sueño de Acuario es el tránsito a una nueva era de servicio donde todos vivimos para el otro. Porque en la siguiente etapa de servicio del alma, Acuario otorga el frecuente, inesperado y transformador poder del planeta Urano. Este planeta ha sido llamado “El Maestro de las Transformaciones”, su energía perfora cada muro y defensa, a través de la inercia, la paz, la comodidad, la rigidez, la austeridad, la moral y el sentido práctico de todo lo manifestado y concreto. Dane Rudhyar describe a Urano como “moviéndose a través de cada complejo o velo de protección, trayendo la luz de los reinos superiores. Es el revelador de la próxima verdad, el que hace surgir la duda”. Él preguntaba: “¿Qué tal si fuéramos esclavos de un gigantesco fraude y error debido a nuestro deseo de seguridad?; ¿qué tal si no hubiera nada sino la Vida siempre fluida, inestable, creativa y renovada?” Esta pregunta guarda relación directa con nuestro apego a las formas del planeta y el uso excesivo de sus recursos.

Sin duda, esta descripción de las acciones de Urano en el discípulo en Acuario proporciona una pausa para reflexionar, ya que la relativa estabilidad de la vida, que semejaba un reloj hace unas pocas décadas atrás, ahora se caracteriza por el flujo de un escenario cambiante que impulsa a la búsqueda de un significado más profundo de lo que constituye la seguridad. Urano, el transformador, es considerado como un despiadado por aquellos que no pueden dejar ir lo caduco, los ídolos pasados, las formas del mundo que necesitan de reforma o que, de lo contrario, se convertirán en un fracaso. Urano, escribe Rudhyar, “no se ocupa de la memoria, simplemente sigue adelante partiendo de lo que es, a lo que sigue. Si esto último es inalcanzable, conduce a la muerte, porque lo que no puede ser transformado es un obstáculo y debe ser destruido”. Por lo tanto, no sólo el contenido de la forma necesita ser reconstruido, sino que se debe “ver a través de la misma forma” y “avanzar a través de ella”. Esto implica el uso de la energía superior del 70 Rayo de Orden Ceremonial transmitida por Urano. Los patrones de orden y ritmo de la vida se refieren a la cadencia de la conciencia espiritual funcionando, paso a paso, en un progreso evolutivo ordenado y no de acuerdo a un orden estático de las cosas que se aplica solo para un universo mecánico.

En Astrología Esotérica aprendemos además que Urano es la “voluntad de ser y saber simultáneamente en todos los planos de manifestación”, y como hemos visto, proporciona “actividad espontánea innata, lo cual produce desarrollo evolutivo - tanto natural como espiritual-. Es la necesidad de mejorar las condiciones”. Urano lanza imágenes de un mundo más universal y más libre en la conciencia, que van más allá de los muros o límites de nuestro pensamiento anterior. Esto es transformación, no sólo expansión. Su acción se describe como aguda y explosiva, penetrando la conciencia inferior con destellos de inspiración o de genio.

El pensamiento humano actual requiere justamente de esta energía para enfrentar colectivamente la responsabilidad de penetrar a través del espejismo de las actividades y acontecimientos históricos. En este momento, verdaderamente, puede tener lugar un avance. Individuos, grupos y naciones están demostrando ahora más voluntad para mirar de frente al mundo, para resolver los errores del pasado y enfrentar las responsabilidades actuales. Se han abandonado las preconcepciones y se está reconfigurando el pensamiento en torno a una nueva visión incluyente. Esta nueva forma de ver el mundo deriva del poder de la imaginación y descarta los patrones mentales reactivos que, en gran medida, producirían levantamientos destructivos. Expresa frescura y originalidad con una cualidad de visión que no depende de los patrones existentes.

Esta forma de percepción inteligente tiene el poder para resolver problemas antiguos, ya que no está dominada por categorías fijas o automáticas y puede crear nuevas líneas de pensamiento. Esta nueva forma de trabajar está impulsada por el grupo que sirve en Acuario, cambiando su forma de pensar y actuando desde una base de luz y de belleza para otorgar las fuerzas dadoras de vida a aquellos que están listos, expectantes y preparados para recibirlas.

Ahora, hagamos una pausa para reflexionar sobre la verdadera naturaleza del servicio y
luego digamos juntos el Mantram del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo:

  Que el poder de la Vida Una afluya
a través del grupo de todos los verdaderos servidores.
Que el Amor del Alma Una caracterice la vida
De todos los que tratan de ayudar a los Grandes Seres.
Que cumpla mi parte en el Trabajo uno
A través del olvido de mí mismo, la inofensividad y la correcta palabra
OM

Con relación a todas las formas caducas que estorban y el pensamiento demasiado intelectualizado de ellas, que han empañado los sistemas educativos del mundo, tenemos que avanzar y entender que el plano físico es un mundo de símbolos y, mientras que la ciencia inteligentemente ha observado y señalado la forma en que estos símbolos se comportan e interactúan uno con el otro, no ha ganado ningún indicio del significado interno que hay detrás de la forma de cada símbolo. Como el Rosacruz Max Heindel expresó refiriéndose a la constitución de la tierra: “Los diferentes tipos de cuarzo, los metales, la disposición de los diversos estratos – todos tienen un significado mucho mayor que el investigador materialista nunca ha sido capaz de captar. Para los científicos ocultistas, la manera en que se organizan estos materiales está llena de significado. Sobre este tema, como en todos los demás, la ciencia oculta conserva una relación con la ciencia moderna semejante a la que guarda la fisiología con la anatomía. La anatomía establece con detalle la posición exacta de cada hueso, músculo, ligamento, nervio, etc., sus posiciones relativas de uno con otro, y así sucesivamente, pero no da ninguna pista sobre la función de las partes que componen el cuerpo. La fisiología, por otro lado, no sólo establece la posición y estructura de cada parte del cuerpo, sino que también dice su función en el cuerpo. Saber los diferentes estratos de la Tierra y las posiciones relativas de los planetas en el cielo, sin tener también un conocimiento de su uso y significado en la vida y el propósito del Cosmos, es tan inútil como sólo saber las posiciones de los huesos, nervios, etc., sin comprender además su uso en la economía funcional del cuerpo”.

Nos encontramos hoy dotados con un gran adelanto técnico e instrumentos afinados que permiten a los científicos explorar el mundo de los símbolos en detalle. Sin embargo, si no hay ninguna penetración en el mundo del significado, estos descubrimientos siguen siendo superficiales y desconectados, y realmente no iluminan – porque en las palabras del antiguo sabio Patanjali, “el conocimiento incorrecto se basa en la percepción de la forma y no en el estado de ser”. En este sentido, la ciencia moderna es el observador de maya – las fuerzas en el plano físico, que por siempre están destinadas a mutar, tanto en apariencia, comportamiento, como en el cumplimiento de las leyes de la naturaleza – las mismas leyes de la naturaleza, de ninguna manera se encuentran grabadas en piedra.

Sin embargo, a medida que avanzamos en la dispensación de Acuario, el mundo del significado está empezando a revelarse y los cambios espontáneos están literalmente en el aire. Aunque es difícil definir con precisión los cambios que están teniendo lugar, hay señales en la conducta humana de que muchas personas están llegando a ser sensibles al mundo del significado y empezando a vivir sus vidas de acuerdo con las leyes espirituales superiores. De la humanidad como un todo, se podría decir con cierta justificación que comienza a manifestarse un impulso innato a la síntesis. La humanidad ha progresado mucho en el último medio siglo a pesar de la maldad que vemos en el mundo, lo que podría hacernos pensar lo contrario. Y de hecho, mientras que el impulso a la síntesis es una ley básica o regla de la vida misma, uno de sus efectos iniciales en el aspecto forma, es la destrucción y las ruinas, con el consiguiente dolor y pena. En el aspecto vida, produce liberación y posterior expansión... “es causado por el impulso del presentido e innato propósito de Dios”.

Como signo preeminente del servicio, y signo de aire, es significativo que Acuario rija a la Jerarquía espiritual en el plano búdico. Sus energías dadoras de sabiduría y vida están disponibles para todos los que trabajan como almas y permanecen dentro de su influencia. Acuario también tiene un efecto generalizado y tendrá una influencia creciente en la conciencia y formas en evolución de nuestra vida planetaria. El impacto de Acuario sobre el reino de las Almas, la Jerarquía espiritual del planeta, dice el Tibetano que trae “la energía de Shamballa que, esencialmente, es la energía de la vida misma complementada por la voluntad. Esto lógicamente ha producido... importantes reajustes dentro de la Jerarquía misma. El principal tipo de energía que hasta ahora ha empleado la Jerarquía es... la del amor. Ahora debe agregársele la energía de la voluntad dadora de vida. Nuevos métodos, nuevos acercamientos al problema humano y nuevos sistemas de trabajo deberán ser ensayados; imprescindiblemente estarán a la orden del día los experimentos con las fuerzas entrantes, experimentos basados en vastos conocimientos y complementados por la sabiduría y la comprensión”.

Simbólicamente hablando, las aguas de la era de Piscis están siendo ahora absorbidas en el cántaro de agua o jarra en el hombro del servidor, el conocido símbolo de Acuario. Los enfoques místicos del reino de las almas, que el Cristo deliberadamente fomentó a fin de poner a la humanidad en contacto con la Jerarquía durante la era de Piscis, están siendo rápidamente reemplazados por un enfoque más científico de trabajar inteligentemente con las energías y las fuerzas. Por lo tanto, es alentador señalar que “cada año nos acercamos más al centro de poder, cuyo efecto principal será inducir a que se reconozca la unidad esencial del hombre, los procesos de participación y cooperación y el nacimiento de la nueva religión mundial, cuya nota clave será la universalidad y la iniciación”.

Las cualidades penetrantes de Acuario influyen en cada campo, plano y reino; sus propiedades sustentadoras proporcionan un símbolo apropiado para sus energías espirituales y de esa ‘vida más abundante’ que nutre y estimula el crecimiento interior. La nota clave del discípulo en Acuario es “Agua de vida soy, que se vierte para los hombres sedientos” –. Ilustra al servidor del mundo que surge en este signo a fin de dirigir inteligentemente las corrientes de energía viviente que están llegando a través de los éteres planetarios. En un sentido más elevado, el discípulo está limpiando los establos de Augías, tal como se muestra en el mito de Hércules. En un una vuelta más baja de la espiral, el agua es también un símbolo de la vida emocional de la persona común: inquieta, cambiante y, en ocasiones, destructiva. La gran mayoría de la raza humana está dominada por estas fuerzas inferiores y la oportunidad de la energía entrante de Acuario es elevar la conciencia al nivel mental, para que puedan “caminar sobre las aguas de las emociones” y contactar con el alma.

Las enseñanzas de El Tibetano brindan una visión anticipada del destino humano y planetario en la era de Acuario – una visión que va más allá de las visiones místicas del pasado. Si se reflexiona sobre ellas, traen destellos de la realización de la divinidad inherente en el Todo, de cuán vasto es en realidad el esquema del proceso evolutivo, y de la belleza, esplendor y significado inimaginable de todos los descubrimientos y compromisos creativos que le esperan a la humanidad con él. Los grupos esotéricos que trabajan para revelar la visión oculta y potenciar el trabajo del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, son los pioneros en esta incursión en los mundos subjetivos. Y, aunque este trabajo esotérico a veces puede parecer abstruso y más allá de nuestras capacidades individuales, la esencia de esto es simplemente cultivar el estado de alegría en la que todo se puede compartir.

Donde hay alegría, hay significado – no un significado que pueda describirse adecuadamente con palabras, sino simplemente un estado de correcta orientación al propósito de Dios y la consiguiente comprensión de las oleadas de energía divina que continuamente están irrumpiendo en los linderos de la conciencia humana, despertando y preparando a la humanidad para la gloria que ha de venir. Al igual que el filamento de una bombilla proporciona la resistencia esencial para producir luz, así mismo la purificación de la personalidad ofrece la resistencia positiva para esta energía, con la emisión resultante de alegría iluminada. En la medida en que la alegría está presente en la vida de una persona, así lo está el alma; en la medida que ésta coloree y condicione todas nuestras relaciones, refleja la medida en que estamos viviendo las enseñanzas de la Sabiduría Eterna y la liberación que hemos logrado de la dependencia de lo que es inerte. El portador de la alegría, Júpiter, es muy activo como regente esotérico de Acuario, y el regente exotérico, Urano, inyecta alegría como ráfaga de energía en los éteres del planeta – verdaderamente estamos experimentando una serie de acontecimientos internos espontáneos en este momento – todos en torno a la alegría de ver el significado a través de cosas que están más allá.

La Buena Voluntad se extiende por todo el mundo en alas de la alegría y a medida que esta noche trabajamos juntos en la meditación esta noche, que se derrame sobre la humanidad trayendo esperanza a aquellos que están luchando en la oscuridad que siempre precede a la revelación del significado.

FESTIVAL DE ACUARIO
Nueva York - Febrero 2014
Christine Morgan