Lucis Trust / Actividades de... / Buena Voluntad... / Más... / Grupo de Meditación de Buena Voluntad  

Grupo de Meditación de Buena Voluntad

Durante muchos años un grupo creciente de personas en muchas partes del mundo se ha vinculado en pensamiento cada semana y se ha unido en una meditación sobre la buena voluntad.

El propósito de este trabajo de meditación es fortalecer e incrementar la buena voluntad que está en todas las personas, para ayudar a resolver los problemas urgentes que enfrenta la humanidad.

El esquema de meditación utilizado por el grupo se ofrece a quien quiera colaborar en este servicio planetario. El trabajo de meditación puede hacerse sin unirse al grupo o escribir a nadie.

Aquellos que deseen indicar su participación en este trabajo pueden hacerlo escribiendo a Buena Voluntad Mundial. Las comunicaciones ocasionales para el grupo de meditación se incluirán en el Boletín de Buena Voluntad Mundial trimestral.

Se sugiere que el trabajo se realice al mediodía, y si es posible, los Miércoles, o en cualquier otro momento conveniente.

Las preguntas relativas a este trabajo pueden enviarse a Buena Voluntad Mundial.

Grupo Mundial

El Grupo de Meditación de Buena Voluntad es un grupo mundial amplio de personas que se unen en pensamiento cada semana para meditar sobre la energía de la buena voluntad. El propósito del grupo es estimular y acrecentar el uso de la buena voluntad en un mundo confuso. Su función es actuar como un canal a través del cual la energía de la buena voluntad puede afluir más abundantemente desde los niveles espirituales hacia los corazones y las mentes de todos los hombres.

El grupo fue instituido por Buena Voluntad Mundial en 1954, en respuesta a la urgente necesidad de movilizar la potente energía de la buena voluntad en un momento de crisis mundial. Está compuesto de una amplia variación de personas de diversas razas y nacionalidades. Muchos de los miembros del grupo poseen un entrenamiento superior y prominente en meditación y han trabajado juntos durante muchos años.

Miércoles al Mediodía

Aún cuando algunos individuos prefieren reunirse y meditar juntos, el grupo, como una totalidad nunca se reúne - está claro que no hay necesidad de ello, porque el trabajo se realiza en el plano mental. Los miembros del grupo simplemente están unidos mentalmente y trabajan juntos en la meditación en cualquier circunstancia.

Los miembros del grupo colaboran con la meditación, al menos una vez por semana. Tratan de sincronizar sus meditaciones y trabajar los miércoles a las doce del mediodía. El mediodía del miércoles - el punto medio de la semana - es el punto focal de todo el esfuerzo grupal. Sin embargo, la meditación puede llevarse a cabo con efectividad en cualquier momento y a menudo es el mismo individuo quien lo elige.

Meditación sobre la Buena Voluntad

Cualquier persona sincera y reflexiva que desee realizar un servicio y ayudar a la humanidad es bienvenida para participar en este trabajo y añadir la potencialidad y el poder de su propia meditación a los esfuerzos del grupo. Se ofrece un esquema de la meditación – Meditación sobre la Buena Voluntad– a todos quienes quieran utilizarla. No es necesario unirse de manera formal al grupo o escribir a alguna persona. Pero quienes deseen dejar constancia de su participación en este trabajo, pueden hacerlo escribiendo a Buena Voluntad Mundial, donde tales informaciones son bienvenidas.

El servicio de la meditación sobre la buena voluntad, no está de ningún modo limitado a algún grupo u organización, habiendo diferentes esquemas de meditación que pueden ser utilizados. El Grupo de Meditación de Buena Voluntad pretende trabajar en colaboración con todos aquellos que están trabajando hacia los mismos fines.

La Necesidad de Buena Voluntad

El Grupo de Meditación de Buena Voluntad está motivado e incitado en sus esfuerzos, por la urgente necesidad mundial de relaciones humanas justas. Muchas otras cosas le son necesarias a la humanidad en este momento, pero sobre todo son necesarias las relaciones humanas justas. Y la cualidad básica y el factor más potente que puede conducir hacia este fin es la potente y armonizadora energía de la buena voluntad. Se ha dicho que buena voluntad es el factor adicional, el ingrediente "mágico", que cuando es aportado a cualquier situación, produce relaciones justas.

Estamos viviendo en una de las grandes épocas críticas de la historia humana. Posibilidades de paz y de guerra, pobreza y abundancia, conflictos raciales, políticos e industriales, a los que debemos enfrentarnos por todos lados. Las divisiones religiosas y el choque entre generaciones están presentes igualmente y, como sustrato de todo esto, aparece el conflicto básico entre los valores espirituales y materiales, entre el interés propio y el servicio mundial. Y a pesar de eso, existe el reconocimiento universal de que la humanidad está entrando en una nueva era. La cuestión decisiva hoy en día es si podremos resolver nuestros problemas antes de que salgan de nuestro control. Ha comenzado la carrera para el futuro, y sólo los hombres y mujeres de buena voluntad en el mundo pueden garantizar un desenlace con éxito.

Hay incontables movimientos, basados en la buena voluntad, que están intentando crear un mundo mejor, y existe un creciente reconocimiento de la esencial unidad de la humanidad. Pero es necesario algo adicional para asegurar que los hombres y mujeres de buena voluntad puedan, de hecho, combinar su fortaleza y aportar y sostener un servicio mundial unido en estos momentos críticos.

El Poder de la Buena Voluntad

La canalización subjetiva y el trabajo radiante llevado a cabo por el Grupo de Meditación de Buena Voluntad posee un efecto constructivo y sanador, el cual no sólo establece relaciones humanas justas sino que también eleva y transforma la conciencia humana.

Esto es inevitable porque el grupo está trabajando con buena voluntad – una expresión de la energía de Amor, y el Amor es la característica universal y la cualidad de la Vida divina en nuestro sistema solar y en este planeta. La Buena Voluntad es amor en acción. Se ha dicho que es una expresión del verdadero amor en la medida en que la humanidad, en su actual etapa evolutiva, puede captarlo y responder en forma práctica.

La Buena Voluntad puede describirse de diversas maneras. Es una actitud y es una energía armonizadora. Es la cualidad humana más contagiosa, que puede ser organizada y hacerse efectiva. Es una expresión de "la voluntad de aquello que es bueno y conveniente". No debe ser confundida por más tiempo con el sentimentalismo o con una amabilidad negativa: es una fuerza dinámica y práctica para la acción constructiva. No existe problema que no pueda ser resuelto con la energía de la buena voluntad, y ningún problema puede ser resuelto sin ella. La buena voluntad practicada realmente entre grupos y entre naciones es capaz de revolucionar el mundo.

La Energía Sigue al Pensamiento

El Grupo de Meditación de Buena Voluntad es una actividad de servicio para las personas que creen en el poder del pensamiento, porque su trabajo tiene lugar estrictamente en el plano mental. El poder del pensamiento es aceptado ahora como una realidad y citas tales como: "La energía sigue al pensamiento" o "Como un hombre piensa en su corazón, así es él", se escuchan frecuentemente. En verdad, la energía sigue al pensamiento, y la energía de la buena voluntad no es una excepción. La mente es, de hecho, un mejor portador de la potencialidad de la buena voluntad que las emociones. La buena voluntad necesita ser dirigida, y es la mente quien le da una dirección, capacitando al individuo o al grupo para invocar esta energía y dirigirla hacia los canales deseados.

Colaboración y ritmo son dos factores muy importantes en el trabajo del grupo. Cuando dos o más personas piensan los mismos pensamientos, el poder de su pensamiento individual crece progresivamente, no de una manera aritmética sino geométricamente. Cuando tal pensamiento se realiza con regularidad, el ritmo en si mismo produce una potencialidad todavía mayor. Se puede ver la tremenda capacidad para el bien que está aletargada en el poder del pensamiento masivo en el mundo, y cuando se enfoca y utiliza inteligentemente, altera sin duda la marcha de los acontecimientos mundiales.

La Fuente de la Buena Voluntad

Cada uno de nosotros está involucrado en un complejo sistema de relaciones - individuales, familiares, de grupo, de comunidad, nacionales e internacionales. Pueden ser descritas como nuestras relaciones "horizontales", y cada uno de nosotros es responsable de mantener estas relaciones sobre bases correctas mediante la práctica consistente de la buena voluntad.

Pero también formamos parte de otro sistema de relaciones – el "vertical" - que nos une con los niveles espirituales de conciencia, con la Jerarquía espiritual, con Dios y con el Universo. Este sistema vertical puede ser una fuente inagotable de amor y de buena voluntad, teniendo en cuenta que podemos entrar en contacto con él mediante la utilización de la plegaria, la meditaci6n y el pensamiento reflexivo.

Trabajando en el centro de estos sistemas de relación vertical y horizontal, el Grupo de Meditación de Buena Voluntad actúa como un enlace entre el mundo de las realidades espirituales y la humanidad – como un canal de comunicación entre Dios y la humanidad, a través del cual las energías espirituales y el poder pueden afluir para reconstruir un mundo atormentado. Este poder es el que puede energetizar y vitalizar a los hombres y mujeres de buena voluntad en todo el mundo, y cuando se utilice y dirija adecuadamente, puede llegar a ser la "fuerza salvadora" de la humanidad.

Preparación para la Meditación

Sugerencias Prácticas

1. Siéntese en una posición confortable, derecho pero no tenso o forzado. Relajado. Trate de que su respiración sea tranquila, regular.

2. Meditar en el mismo lugar, en la medida de lo posible, es una ayuda.

3. Se recomiendan periodos regulares de 10 a 15 minutos. Cinco minutos de meditación regular tienen mucho más valor que treinta minutos irregularmente.

4. Si no posee experiencia previa en meditación, es posible que tenga dificultades en la concentración. Es necesario perseverar. Si es necesario, comience con el trabajo tantas veces como la mente lo requiera. Una práctica paciente produce una creciente habilidad.

Actitud a Asumir

1. Recuerde que usted comparte este esfuerzo con miles de hombres y mujeres de buena voluntad.

2. Comprenda que usted es esencialmente un alma y que desde esta condición, usted tiene relaciones telepáticas con todas las almas.

3. Recuerde que la energía sigue al pensamiento.

4. Recuerde que la meditación no es una forma pasiva de devoción, sino la utilización positiva y creativa de la mente, uniendo activamente los mundos interior y externo.

5. Utilice la imaginación creadora para verse a sí mismo uno con toda la humanidad y con todo cuanto es progresista, espiritual y está trabajando para el bienestar humano y para el establecimiento de relaciones humanas justas.

6. Adopte una actitud confiada, sabiendo que está actuando como un canal para la energía de buena voluntad. Esta actitud de "como si" produce grandes resultados.

MEDITACIÓN SOBRE LA BUENA VOLUNTAD

Etapa I

1. Únase en pensamiento con todas aquellas personas que en todo el mundo, trabajan con el Grupo de Meditación sobre la Buena Voluntad.

2. Reflexione sobre sus interrelaciones. Usted estárelacionado con:

a) Su familia
b) Su comunidad
c) Su nación
d) Las naciones del mundo
e) La Humanidad Una, constituida por todas las razas y naciones.

3. Utilice el mantram de Unificación:

Los Hijos de los Hombres son Uno y Yo soy uno con Ellos
Trato de amar y no odiar
Trato de servir y no exigir servicio
Trato de curar y no de herir

Que el dolor traiga la debida recompensa de luz y amor.
Que el alma controle la forma externa,
La vida y todos los acontecimientos,
Y traiga a la luz el amor
Que subyace en todo cuanto ocurre en esta época.

Que venga la visión y la percepción interna.
Que el porvenir quede revelado.
Que la unión interna sea demostrada.
Que cesen las divisiones externas.
Que prevalezca el amor.
Que todos los hombres amen..

Etapa II

1. Piense en su propia relación y en la de la Humanidad con la Jerarquía Espiritual -- el Gobierno interno del planeta.

2. Imagine que usted se encuentra en el centro de la Jerarquía Espiritual y que está sumergido en la conciencia de Cristo, el Corazón de Amor en el seno de la Jerarquía.

3. Manteniendo este elevado punto de contacto, deje que sus pensamientos incluyan a todos los miembros de la familia humana en la cual la energía de buena voluntad está activa.

4. En silencio, afirme:

En el centro de todo amor permanezco
Desde ese centro, Yo el alma, surgiré
Desde ese centro, Yo el que sirve, trabajaré
Que el Amor del Yo divino se expanda en mi corazón
A través de mi grupo y al mundo entero.

Etapa III

1. Visualice la energía de Amor derramándose desde la Jerarquía Espiritual, a través de los hombres y mujeres de Buena Voluntad y a los corazones y mentes de los hombres, infundiéndoles buena voluntad y creando relaciones armoniosas y cordiales entre todos los seres humanos.

2. Medite en los medios de expandir la buena voluntad, crear relaciones humanas justas y restaurar la paz en la Tierra.

3. Dese cuenta de que está ayudando a construir un canal entre la Jerarquía Espiritual y la humanidad, a través del cual puede derramarse la energía de buena voluntad, uniendo a la familia humana, resolviendo sus problemas y reduciendo su separatividad.

4. Únase en pensamiento con los hombres y mujeres de buena voluntad de todo el mundo. Pronuncie la Gran Invocación. Recítela deliberadamente, y con plena confianza en su significado sabiendo que usted irradia poderosas energías hacia la humanidad.

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios
Que afluya luz a las mentes de los hombres
Que la Luz descienda la Tierra

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios
Que afluya amor a los corazones de los hombres
Que Cristo retorne al Tierra

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida
Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres
El propósito que los Maestros conocen y sirven

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres
Que se realice el Plan de Amor y de Luz
Y selle la puerta donde se halla el mal

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

OM OM OM